De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

martes, 18 de septiembre de 2012

Dylan: tócala otra vez, Bob


     En un post anterior hablaba de algunas de las versiones de los clásicos más famosos del rock, y decía que generalmente, y salvo contadas excepciones, no son mejores que el original.... Excepto en el caso de Bob Dylan, con el que normalmente ocurre al revés.

      Tengo que reconocer que no soy demasiado fan de Dylan, pero creo que merecía un post aparte para él solito, porque es un músico muy versionando, quizás uno de los que más, y aprovechando la excusa de que ahora acaba de sacar un nuevo disco (aunque bastante tostón, la verdad)...
      Es sorprendente comprobar cuantas versiones de temas suyos se han hecho. Incluso hay bandas como los Byrds que sacaron un disco completo sólo con versiones de canciones de Dylan, y en eso en 1970, cuando no llevaba 5 décadas de carrera como ahora.

      Supongo que la leyenda se realimenta a si misma, porque hace unos meses Amnistía Internacional anunció el lanzamiento de Chimes of freedom: songs of Bob Dylan honoring 50 years of Amnesty International, una caja de nada menos que cuatro discos conteniendo ¿qué?: cerca de 80 versiones de Bob Dylan interpretadas por los artistas más variopintos, incluyendo a Hannah Montana (bueno a Miley Cyrus).


       Además parece como si para ser alguien en el mundillo de la música fuese obligatorio versionar alguna  canción de Bob Dylan, porque muchos solistas y grupos importantes lo han hecho, no sólo principiantes.

     Personalmente, creo que, en general, las versiones de sus canciones son mejores que los originales interpretados por el propio Dylan, lo cual dice bastante a su favor como compositor, pero también dice algo de su calidad como intérprete o cantante, que, siendo benévolos, calificaremos de “peculiar”. Como dijo Bruce Springsteen:
“Frank Sinatra puso la voz a la música, Elvis Presley el cuerpo y Bob Dylan el cerebro”
         Obviamente no estoy diciendo que no haya malas versiones de temas de Dylan, ni que todas las que se han hecho superen al original. Pero las versiones buenas... esas si son mejores.
      Para demostrar esto, podríamos elegir entre docenas de canciones originales y centenares de versiones, pero como muestra nos vamos a quedar con cinco.

       [Bajo cada imagen hay un reproductor de audio para poder escuchar la canción. Como el reproductor está basado en flash (swf) no es compatible con el sistema iOS, así que si estais leyendo esto desde un dispositivo móvil de Apple (iPhone, iPad, iLoquesea,...) probablemnte no os funcione.]


Mr. Tambourine Man

      La canción fue escrita en 1964 y grabada por Bob Dylan en varias ocasiones durante ese año. Por ejemplo, durante las sesiones de grabación de su disco del 64: Another Side of Bob Dylan, la grabó a dúo con Jack Elliott. Sin embargo no se incluyó en el disco, y esta versión no se editó hasta machismo después, en 2005, dentro de The Bootleg Series Vol. 7: No Direction Home: The Soundtrack.
       También en se incluyó en un concierto que tuvo lugar en el Philharmonic Hall de Nueva York, del 31 de octubre de 1964. Dicho concierto fue grabado, pero nuevamente no se editó hasta  40 años después, en 2004 dentro del disco The Bootleg Series Vol. 6: Bob Dylan Live 1964.

      Así pues Another Side of Bob Dylan salió a la venta, pasó el año 64 y la canción seguía grabada e inédita. Pero durante 1964, Roger McGuinn, Gene Clarke y David Crosby estaban formando un trío en Los Angeles llamado The Jet Set y cuando en agosto su manager, Jim Dickson logró hacerse con una copia de la canción de Dylan interpretada junto con Jack Elliott, le pareció que podría ser buena idea que la banda, aún no-nata, la versionara. Curiosamente a los Jet Set no les impresionó demasiado, pero comenzaron a trabajar sobre ella, cambiándole el compás y haciéndole un arreglo distino. Incluso Dickson invitó al propio Dylan a los ensayos y cuando la oyó dijo “Guau, tío. Ahora puedes bailarla”.

      El trío se convirtió en quinteto, se cambiaron el nombre a los Byrds, llegó el 20 enero de 1965 y finalmente grabaron la canción para lo que sería su single de debut como banda que se lanzó al mercado poco después y más tarde, en abril, también dio nombre al primer LP del grupo.



       Es decir, la primera canción de los Byrds (todo un éxito) ya fue una versión de Dylan: eso es marcarse la senda... Curiosamente, una semana antes de que los Byrds grabaran su versión, el 15 de enero, el propio Dylan, que ya estaba grabando su disco de 1965, la volvió a grabar. Sin embargo, el disco que la incluía, Bringing It All Back Home, no saldría a la venta hasta finales de marzo, es decir, hasta después de que los Byrds publicaran su versión. Por lo tanto, la versión fue conocida para el gran público antes que el original.


Like a Rolling Stone

      Fue compuesta en 1965 e incluida en Highway 61 Revisited, el sexto dico de Bob Dylan, y el primero en el que se “electrificaba” completamente y usaba como acompañamiento una banda de rock, alejándose del folk y de lo acústico (cosa que desagradó a sus más acérrimos y obtusos fans, pero le dio el empujón definitivo), aunque no se decidió a quitarse de la boquita la puñetera armónica de los co.... Probablemente por eso Like a Rolling Stone es la canción que menos ha ganado en ninguna de sus versiones posteriores, y que probablemente no han superado ninguna al original.

      La canción fue un gran éxito, y con el tiempo ha quedado siempre en los primeros puestos de todas las listas del tipo “Las no-se-cuantas mejores canciones de todos los tiempos”  y ha conocido muchas versiones. Me quedo con la que los Rolling Stones (¿quienes mejor que ellos para versionarla?) incluyeron 30 años después en su disco de  1995 Stripped, donde hay una mezcla de grabaciones en vivo de su gira Voodoo Lounge, versiones acústicas de algunos de sus temas, grabaciones en pequeños clubs, etc.



All Along the Watchtower

       Este es el caso contrario al anterior, y probablemente la versión que más ha mejorado al original, con diferencia. Dylan grabó la canción en noviembre de de 1967 y salió a la venta como single el 22 de ese mismo mes, siendo incluida también en su disco de ese año John Wesley Harding.
 
      Jimi Hendrix empezó a grabar su versión con su banda a finales de enero del 68, pero no le gustó el resultado, y durante ese verano volvió al estudio varias veces a grabar las partes de guitarra y mezclarlas y remezclarlas una y otra vez. 

    Hendrix nunca estaba satisfecho con la mezcla final para desesperación del ingeniero de sonido Tony Bongiovi, que pasó de utilizar una mesa de 4 pistas, a una de 12 pistas, y de ahí a una mesa de mezclas con 16 pistas. 

       Finalmente, la versión acaba de la canción  (o al menos la última) se puso a la venta como single en septiembre de 1968 y se incluyó en el disco doble Electric Ladyland de The Jimi Hendrix Experience, que fue editado en octubre con una portada distinta en América a la de Inglaterra, pues al mostrar mujeres desnudas, fue censurada.



Parece que el amigo Dylan supo reconocer la calidad, porque declaró:
“Tenía tal talento que podía  encontrar cosas dentro de una canción y desarrollarlas.  Encontró cosas que otros ni siquiera habrían pensado en encontrar allí. Probablemente la mejoró. Se tomó licencias con su versión de la canción, en efecto, y continúa haciéndolo hasta hoy.”


Knockin’ on Heaven’s Door

      A finales de 1972, Sam Peckinpah estaba en pleno  rodaje de un western sobre las vidas de Pat Garrett y Billy el Niño, y pidió a Dylan que escribiera la banda sonora.
     Dylan incluso aparece como actor en la película interpretando a un personaje secundario llamado Alias.

      El disco con la banda sonora (Pat Garrett & Billy The Kid) se lanzó en 1973, conteniendo sobre todo música instrumental, pero también esta canción, "Llamando a las puestas del cielo", que se editó como single independiente.



       En 1974, el músico de origen  jamaicano Arthur Louis (que por cierto y como curiosidad, fue quien presentó Mike Oldfield antes de que grabara nada en solitario a Richard Branson, que acababa de fundar la Virgin Records) hizo un arreglo nuevo de la canción, al estilo reggae y grabó su propia versión.

    Eric Clapton, que por aquella época vivía en Florida y estaba muy interesado en el rollo jamaicano y reggae (sólo hay que oír "I Shot The Sheriff" de su disco 461 Ocean Boulevard, su dirección de aquella época en Golden Beach) tomó el arreglo de Louis, y grabó su propia versión reagge, que se lanzó como single en 1975, aunque no se incluyó en ningún disco hasta el recopilatorio de 1982 Time Pieces

       Para mi gusto no es de las mejores versiones. Creo que el rollito reggae no le sienta bien, pero juzgad vosotros mismos.

       Una versión que me gusta bastante más es la que  los californianos Guns n’ Roses grabaron en 1990 (aunque la banda ya la habría estado interpretando en directo en sus conciertos desde hacía dos o tres años) como parte de la bada sonora de Dias de Trueno, de Tony Scott (se editaron dos discos, uno con las canciones de la película y otro con la música instrumental de Hans Zimmer).
      Una versión ligeramente modificada acabó incluida en su disco Use Your Illusion II en 1991.

 

Forever Young

         Durante 1974 Dylan volvió a reunirse con su antiguo grupo, The Band (que ahora eran famosos por si solos y ya habían sacado 5 discos propios) primero para grabar un disco y luego para irse otra vez de gira.  El disco sería Planet Waves, e incluía Forever Young, una canción dedicada a sus hijos (ya tenía 4) pues la letra es una especie de bendición que un padre recita para su hijo.
       Esta canción es curiosa porque la versionó el propio Dylan antes que nadie, incluyendo las dos versiones en el LP Planet Waves, la primera, de casi 5 minutos de duración, al final de la cara A, y la segunda, mucho más corta (menos de 3 minutos) y con un tempo más rápido, como primera pista de la cara B, por lo que en algunas ediciones posteriores del disco aparece titulada como Foverver Young (continued). Aquí podéis oír ambas.



       Veinte años después, en 1994, Chrissie Hynde formó de nuevo a los desbandados Pretenders, después de que el disco anterior (Packed!) fuera grabado sólo por ella y músicos de sesión "alquilados" al efecto. En el disco que sacaron ese año, Last Of The Independents incluyeron una versión poco conocida y bastante parecida al original de Forever Young (la versión corta) de Dylan.



2 comentarios :

  1. Tengo que disentir, querido amigo. Prefiero a Dylan, en todos los ejemplos que has puesto. Será porque me gusta Dylan :-) Eso sí, el último disco es un tostón, cierto.

    ResponderEliminar
  2. Lo que se aprende contigo, Seldón !!!

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.