De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

jueves, 1 de noviembre de 2012

Frankenweenie. Tim Burton en horas altas

      Resulta curioso ver una película de Tim Burton que comience con la cabecera de la Disney, ya sabéis, el castillo de Cenicienta y la musiquilla correspondiente. Si esa película es Frankenweenie, además resulta irónico, porque se trata de un remake ampliado de su propio mediometraje Frankenweenie de 1984, que efectivamente realizó mientras en aquella época trabaja para la Disney, y que motivó su despido.

      La Disney contrató a Burton en 1981, pero nunca supo muy bien que hacer con él, porque su estilo tan personal y peculiar no cuadraba demasiado bien con la línea de la compañía, que nunca lo entendió ni lo apreció demasiado, y –como ellos mismos reconocerían mucho después- su talento estaba siendo más bien desaprovechado. Cuando en 1984 dedicó los recursos financieros de Disney a hacer un mediometraje oscuro y un poco tétrico que parodiaba la novela Frankenstein de Mary Shelley, la compañía lo despidió, porque consideró que había desperdiciado los recursos de la compañía y canceló su estreno en cines por considerarla demasiado “terrorífica” para los niños. ¡Y encima en blanco y negro!
 
      Así que no se estrenó en cines hasta 1985 (y como corto previo a una película de su subsidiaria Touchstone, no de una película de Disney) y no estuvo disponible para el mercado doméstico hasta que el 1994, en que se incluyó como extras de ediciones en DVD de otras películas de Burton.



       Curiosamente, después del éxito de Batman, Eduardo Manostijeras, y otras tantas, la Disney debió empezar a pensar que habían cometido un error, y a finales de 2007 firmó un acuerdo con Burton para retomar la historia y volverla a hacer como un largometraje animado.

      El proyecto se fue retrasando, hasta el punto de que su estreno original previsto para finales de 2011 se acabó posponiendo un año, hasta ahora.



      La historia de Frankenweenie(largometraje) es la misma que la del mediometraje original: una parodia de Frankenstein de Mary Shelley, en la que un niño decide revivir a su querida mascota que resulta trágicamente muerta (su perro Sparky) utilizando las mismas técnicas que usó el Doctor Frankenstein.
     
Pero mientras el mediometraje de 1984 era una película más bien de terror, con pocos rasgos de humor, aquí la hora y pico de metraje que se añade a la historia básicamente se hace a costa de la comedia, y con gran acierto la verdad, pues lo que originalmente era un más que aceptable mediometraje de un principiante en el que se atisbaba cierto talento, aquí se convierte en una comedia (o más bien en un híbrido, una especie de comedia de terror) con los elementos habituales del cine de un Tim Burton ya maduro y al que le ha dado tiempo a desarrollar su potencial.

       La película está llena de gags y situaciones graciosas (a mi particularmente me gustan mucho las escenas del gato, bigotitos) y de pequeños guiños a ese universo particular y un tanto tétrico que tanto le gusta a Burton:
   El perro se llama Sparky, algo así como “vivaracho”, pero también chispeante, con la connotación “electrica” de spark, chispa, el protagonista, el hijo de la familia Frankenstein, se llama Victor, como el Doctor. 
      En un momento dado sus padres están viendo por televisión el Drácula de Christopher Lee, algunas escenas del final parodian directamente al Godzilla cutrecillo de las películas japonesas de los 50.
       Su vecina se llama Elsa van Helsing, en alusión a Drácula, y también hay un homenaje muy gracioso con su perra (una caniche negra) a La Novia de Frankenstein de 1935; uno de los compañeros de clase de Victor, el más repulsivo y escalofriante, se llama Edgar E. Gore, referencia a Edagar A. Poe.

      Su profesor de ciencias, el señor Rzykruski, es una especie de alter ego de Vincent Price, el admirado actor y amigo de Burton, y que si no hubiese muerto le habría puesto voz, aunque en su lugar lo hace Martin Landau, etc.
      Probablemente el personaje que más ha sido mejorado y que más ha ganado en el largo con respecto a su versión original en el mediometraje es este señor Rzykruski, el excéntrico profesor de ciencias de Victor, que entusiasma a sus alumnos con sus apasionadas explicaciones pero que es tan poco diplomático como para llamar estúpidos en su cara a los padres que no entienden los métodos didácticos que usa con sus hijos.

"Aquí se desprecia la ciencia.
 En mi país hasta mi fontanero tenía un premio Nobel.”
 
    Decía que para prácticamente triplicar la duración de la película lo que Tim Burton ha añadido es sobre todo elementos de comedia, y sobre todo gracias a un puñado de nuevos personajes secundarios: fundamentalmente los compañeros de clase de Victor; y  Elsa, la hija de su vecino el alcalde del pueblo, que mientras en el original era una niña rubita en un papel secundario más, aquí es la vecinita con estética gótica, con una caniche a la que llama Perséfone (“la que lleva la muerte”, la diosa del inframundo) y que prácticamente es la protagonista femenina de la película (en el original la voz se la pone Winona Ryder).

      Además de su duración, la única diferencia entre el original de 1984 y este remake expandido de 2012 es que mientras aquel era de acción real, este es de animación. Pero no animación tradicional al estilo Disney ni animación por ordenador 3D, al estilo de Pixar, sino utilizando la técnica de stop motion.
El utilizar figuras reales de los personajes y animarlos fotograma a fotograma es una técnica laboriosa pero que si se hace bien le da al resultado final un estilo retro con cierto encanto, sobre todo por las pequeñas “imperfecciones” que siempre se notan algo. Pero aquí la técnica está tan perfeccionada que la animación resulta muy fluida, tanto que, viendo la película, cuesta distinguirla de una animación de personajes 3D completamente virtuales generados por ordenador.
 

      El estilo de los personajes y los decorados es muy similar al de películas como La novia cadáver o Pesadillaantes de Navidad: ese diseño “feísta” por llamarlo de alguna manera, en el que se acentúa lo grotesco, con personajes muy delgados y con la cabeza muy grande… supongo que sabéis a lo que me refiero.
De hecho creo que la película te gustará si te gustan las mencionadas La novia cadáver y Pesadilla antes de Navidad y que probablemente también ocurrirá a la inversa: si no te va ese tipo de animación y de diseño de personajes, quizás te cueste entrar en esta película.

      Por lo demás, básicamente la película un remake muy fiel del mediometraje original. Se ha respetado el formato original en blanco y negro, que de hecho creo que le va mejor a los personajes animados de lo que le iba a los personajes de acción real.

      En cuanto a la historia, la trama es clavada punto por punto a la de 1984, hasta el punto de que algunas escenas son sencillamente idénticas en los planos y encuadres (os he ido dejando algunos fotogramas de la película y del mediometraje para que comparéis).

      Lógicamente se introducen escenas nuevas y se alargan algunas, para poder presentar a los personajes nuevos, pero, lo fundamental de la historia ya estaba contado en 1984, y ahora Tim Burton lo vuelve a contar prácticamente de la misma manera.

       Lo cual no va en detrimento de la película, al contrario, creo que la nueva versión es muy superior a la de 1984 y que, después de unas cuantas películas un poco más flojas para su nivel normal (no malas, porque no creo que este hombre tenga películas realmente malas) Burton vuelve por sus fueros, haciendo una película de calidad y muy divertida. Recomendable.

1 comentario :

  1. Pues tengo muchas ganas de verla porque me gusta muchísimo Tim Burton.
    Todavía tengo pendiente la anterior pero caerá uno de estos días.
    Como siempre, excelente entrada Seldon y aunque no he visto la peli, seguramente estoy de acuerdo contigo jeje.
    ;)

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.