De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 26 de noviembre de 2012

The Kennedys. Agrada pero no engancha


      The Kennedys es una miniserie de 2011 compuesta por 8 episodios de casi una hora de duración cada uno, de producción canadiense/norteamericana, que relata la vida, no de JFK solamente, aunque obviamente se centra mayoritariamente en él, sino de la dinastía Kennedy, empezando por las andanzas del patriarca Joe Kenney (padre del presidente)  en los años 30 y terminando por la muerte de Bob Kennedy (su hermano menor) en 1968).


      Al parecer la serie la financiaba History Channel, pero recibió un aluvión de críticas desde el principio, incluso antes de estar terminada, sobre todo debidas al poco rigor histórico (no se si fundamentadas o no, pues no conozco la historia de los USA tan bien como para ello).

      Finalmente, y una vez acabada el History Channel decidió no emitirla y la repudió, por considerar que no se adaptaba a la línea de la cadena ni a sus estándares de calidad, y la serie acabó por estrenarse en Canada. No se si finalmente alguna cadena la emitió en Estados Unidos, o si permanece aún sin emitir.


     La historia comienza el día de las elecciones en las que JFK ganó la presidencia, con su hermano Bob (Barry Pepper) como director de campaña, y acaba con el asesinato de este mismo en 1968 cuando se presentaba él mismo a las primarias de su partido para luego poder presentarse a la presidencia.


      A lo largo de los 8 episodios se van presentado todos los temas que te podrías esperar en una serie biográfica de este tipo:

Los hermanos Kennedy y J. Edgar
La fallida invasión de bahía de Cochinos, el enfrentamiento de los dos hermanos Kennedy con J. Edgar Hoover, el director del FBI al que este consideraba unos niñatos, la crisis de los misiles cubanos y las diferencias de Kennedy con los militares, las diferencias entre el presidente y su vicepresidente Lyndon Jonson (al parecer nunca se llevaron demasiado bien), los disturbios raciales en los estados del sur y los enfrentamientos de JFK con el gobernador de Mississippi que se oponía al ingreso en la universidad de los negros, las relaciones más o menos oscuras de la familia Kennedy con la otra familia, la mafiosa, en particular con Sam Giancana, etc.
       Algunos temas se tratan más profundamente y otros bastante más de pasada, pero en general tienes la sensación de que con ninguno se meten demasiada en profundidad.

       Pero la serie no se limita sólo a tratar temas históricos de la vida pública de JFK, sino también temas de su vida privada: por ejemplo su continuas infidelidades de las que su esposa Jacqueline (interpretada por una casi irreconocible Katie Holmes) era más que consciente y por las que muchas veces se sentía humillada. Incluso se deja entrever que ambos, presidente y esposa eran casi adictos a la medicación que les permitía aguantar el ritmo de vida que llevaban. Y sí, también está su asuntillo con Marilyn, aunque precisamente este quizás sea uno de los que más de pasada se trata, siendo uno de los que más juego podría haber dado, pues prácticamente se limita a mostrarnos como Jack usa a su hermano Bob como correveidile para hacerle el trabajo sucio de lograr que la actriz se olvide de él.
        Para hacerse una idea de hasta que punto era conocidos los cuernos que Jack Kennedy le ponía a su esposa, en una escena bastante lograda, a su hermano Bob le presentan en una fiesta que da el cuñado de ambos, el actor Peter Lawford casado con su hermana Pat, a Marilyn Monroe.

      Cuando Bob se entera de que en la fiesta está Marilyn le recrimina a su hermana el que no se lo hubiera dicho antes, pues “ella estuvo con Jack” y no sería conveniente que los vieran juntos, y en entonces Peter Lawford le replica:
“-Si no tratásemos a todas las que han estado con Jack nos quedaríamos sin amigas.”
Cuando finalmente Lawford presenta a la actriz y a Bob tiene lugar el siguiente diálogo:

[Marilyn a Bob]   - ¿Tomamos una copa juntos?
[Lawford a Marilyn]  -Bobby no bebe, no fuma, y no engaña a su mujer
[Marilyn a Bob]  - ¿Seguro que eres hermano de Jack?

      De todas formas la serie no se llama Kennedy, sino Los Kennedys, y por lo tanto no trata sólo de la vida de JFK, sino de la historia de todo el clan familiar. Para ello va contándonos mediante flasbacks episodios de la historia familiar, incluyendo por ejemplo el retraso mental de su hermana Rosemary, que acabó lobotomizada, pero centrándose sobre todo en la vida  del patriarca de clan Joe Kennedy (interpretado por Tom Wilkinson), sus infidelidades con secretarias y colaboradoras que su mujer Rose sufría en silencio como buena esposa católica, su desmedida ambición política y como trató de hacer uso de su inmensa fortuna para lograr sus fines.

      Por ejemplo, cuando finalmente deciden que Jack se presente a la presidencia y su esposa Jacqueline, a la que ya le pesa bastante la cornamenta, harta de infidelidades está pensando en abandonarlo, Joe trata de convencerle de que no lo haga pues arruinaría su prometedora carrera política, y le propone ingresar una notable cantidad de dinero en un fondo para ella, del que podrá disponer cuando se divorcie si lo hace después de las elecciones y no antes:
[Jacqueline] ¿De verdad crees que puedes comprar a cualquiera?
[Joe Kenndy] No he conocido aún la excepción.

       Es casi más interesante la historia previa (quizás por menos conocida) con los tejemanejes del padre, que la de JFK durante la presidencia. Así se nos muestra la vida de este como embajador en Londres, su reticencia inicial a oponerse a Hitler, su intento fallido de presentarse él mismo a la presidencia en 1938, y como la frustración de no haberlo conseguido le lleva a elegir a su primogénito y favorito Joe Kenndy Junior para que sea él quien llegue a ser presidente, cosa que se truncó pues como es sabido murió en la guerra, y como finalmente eligió a su siguiente hijo varón para lograr lo que el no pudo. Además está muy bien retratado el intervencionismo del padre y los intentos de influir de este en su hijo ya presidente, y cómo este tuvo que pararle los pies.
 

       En mi opinión uno de los aciertos de la serie que merece la pena destacar es la caracterización de Greg Kinnear como John Fitzgerald Kennedy. La verdad es que da bastante bien el pego. Pero quizás también uno de sus fallos sea el tratar de abarcar demasiado y no entra a fondo en nada. Por ejemplo, el querer contar la historia de toda la familia, no sólo la de JFK, obliga a que todos los episodios pasados se introduzcan en los episodios como flasbacks, con el riesgo de perdida de ritmo que ello supone, aunque en general de esta parte salen relativamente airosos. Sin embargo, el prolongar la historia hasta el asesinato de Bob 5 años después del de su hermano, les obliga a meter un octavo y último capitulo aburrido y completamente fuera de lugar.

      El resultado final es desigual. No está mal hecha, de hecho está bastante cuidada, pero tampoco es una serie del otro mundo. Supongo que es muy difícil contar una historia que todo el mundo conoce ya, y de la que te sabes el final, y lograr aportar algo y salir airoso.


1 comentario :

  1. Registrado. No me interesan los biopics de políticos de momento :P

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.