De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 22 de abril de 2013

Carnivale: Incompleta, pero le sobran episodios.


      ¿Cómo puede ser una serie corta y larga a la vez? ¿como se puede argumentar que le sobran capítulos a la vez que afirmas que le faltan? Pues se puede, en el caso de Carnivale es así. Trataré de explicarme.

    Carnivale fue una serie relativamente desconocida para el gran público y una curiosa mezcla entre Twin Peaks y la Parada de los monstruos (Fraks), impecablemente ambientada y rodada, con la calidad habitual de los productos de la HBO, que mientras formalmente utiliza técnicas narrativas de series modernas como Lost (con la que muchos la compararon para bien o para mal) en el fondo cuenta una historia tan viaja como La Historia misma: el eterno enfrentamiento entre las fuerzas del bien y del mal.

jueves, 18 de abril de 2013

Refugio del viento. No sólo de 'Juegos de Tronos' vive R.R. Martin

      Antes de empezar a ser un autor de masas y de paso a empezar a forrarse con la saga de Canción de Hielo y Fuego, George R.R. Martin fue guionista de cine y TV, y antes incluso, fue escritor de Ciencia Ficción, aunque siempre mezclada un poco con el género Fantástico, nada de CF “dura”. Y este es uno de esos libros de su primera época.

      Windhaven es un planeta cubierto por un inmenso océano poblado de enormes y letales monstruos marinos y salpicado por algunos archipiélagos dispersos y lejanos entre sí: la única tierra firme. Un mundo en el que lo único que abunda es el océano, las tormentas y el viento. Pocos se atreven a viajar por el peligroso mar (salvo algunos pescadores que no se alejan demasiado de la costa) y son menos aún los que se atreven a surcar el océano entre los distintos archipiélagos. Son los “atados a tierra” como los llaman los “alados”. Porque en Windhaven hay una reducida casta social, formada por personas respetados y reverenciados casi como dioses, que aprovechan lo que para otros es un enemigo hostil -el viento y las tormentas- para volar entre las distintas islas.

domingo, 14 de abril de 2013

Black Mirror. CF de la buena


     Black Mirror es una serie británica de ciencia ficción, y aunque efectivamente se le nota lo segundo (lo de británica, por la ambientación, el estilo y la manera en que está rodada) no parece ni lo primero ni lo último.

     No parece una serie porque en realidad no lo es. Está formada por dos temporadas de tres episodios cada una, pero los episodios son completamente independientes, no comparten ni argumento, ni personajes, tienen un todo distinto cada uno, y ni siquiera se desarrollan en un “universo” común. Realmente son como pequeñas (de unos 45 minutos de duración) películas para TV independientes entre sí.

     Y no parece ciencia ficción porque aquí no hay naves espaciales, ni robots, ni viajes en el tiempo,... y sin embargo, es ciencia ficción. En general los episodios ocurren en un futuro muy cercano (te da la sensación de que los avances tecnológicos que se muestran en pantalla podrían estar disponibles a la vuelta de la esquina) e incluso algunos podrían ocurrir en el presente.  Porque la CF es un género fundamentalmente de ideas, de preguntarse “¿Que pasaría si....?¿Cómo sería el mundo?¿Cómo viviríamos?

     Y esto es lo que hace la serie. Realmente lo más interesante de cada episodio no es la historia que cuenta en si, sino el debate que abre o puede abrir. Porque lo que tienen en común todos los episodios es nuestra relación, un poco (o más bien bastante) enfermiza con la tecnología, con los medios de comunicación, con las redes, etc. y como por una parte somos totalmente dependientes de ellos y por otra los efectos perniciosos que pueden llegar a tener según como las usemos.

miércoles, 10 de abril de 2013

The Song Remains The Same (2): Tu plagia que algo queda...



       Como ya hice en una entrada anterior, se trata de repasar plagios famosos y reconocidos de la historia de la música, parecidos razonables entre canciones aunque nadie haya denunciado a nadie, casos de plagios improbables, o sorprendentes, plagios frikis por lo inusual, casos enrevesados y complicados en los que intervienen más de dos canciones y autores, etc.

       Y para ello, voy a elegir un fragmento de canción de cada tipo, para que cada cual pueda juzgar y escuchar. Así que vamos a ello.


domingo, 7 de abril de 2013

Rompe Ralph. Más Pixar que Disney


     Confieso que esta película ha sido toda una sorpresa para mí. Año tras año soy asiduo a los estrenos de Pixar, no me pierdo ninguna.

     Sin embargo, hace bastante tiempo que no acudo a los de la Disney: pese a la espectacular remontada que tuvieron con La Bella y la Bestia a principios de los 90, creo que la temática de las películas Disney sigue siendo demasiado infantil, demasiado previsible, demasiado “disney”.

     No es que no tengan calidad (unas más que otras) ni que no estén bien hechas (la mayoría) ni que no sean ideales para los niños. Pero en general les falta ese plus que las hace también interesantes para los adultos, y que otros estudios (como Pixar, o DramWorks con los primeros Shreks) si que saben darle a sus historias.

miércoles, 3 de abril de 2013

The Playboy Club. Cancelada antes de despegar


     Desde que las series de TV están teniendo el éxito y el prestigio que tienen últimamente se empieza a producir un efecto perverso: para empezar, como da dinero y cierto caché producir una serie de calidad, es algo en lo que todas las cadenas quieren participar, por lo que cada  temporada nos inundan con un aluvión de nuevas series, nuevos intentos de repartirse un pedacito del pastel, con el inconveniente de que no es oro todo lo que reluce y muchas veces nos intentan colar gato por liebre, es decir, series normalitas, del montón, más convencionales y menos del estilo de “las grandes”.

     Pero, por otro lado, acaba existiendo tanta oferta que, a poco que la serie en cuestión tarde en arrancar y el público no se sume desde el primer momento, es carne de cañón y acaba siendo cancela antes incluso de empezar y de que le de tiempo a mostrar sus cartas y a despuntar. Probablemente si las dejaran muchas de ellas acabarían mostrando que efectivamente son del montón, y una minoría, no. Aunque nunca lo sabremos.

      The Playboy Club está en este caso: podría haber sido una serie mediocre, o podría haber arrancado y despegado con una historia interesante, pero nunca lo sabremos pues la cadena de TV (la NBC) la canceló tras emitir, a finales de 2011 sólo 3 episodios.