De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 22 de abril de 2013

Carnivale: Incompleta, pero le sobran episodios.


      ¿Cómo puede ser una serie corta y larga a la vez? ¿como se puede argumentar que le sobran capítulos a la vez que afirmas que le faltan? Pues se puede, en el caso de Carnivale es así. Trataré de explicarme.

    Carnivale fue una serie relativamente desconocida para el gran público y una curiosa mezcla entre Twin Peaks y la Parada de los monstruos (Fraks), impecablemente ambientada y rodada, con la calidad habitual de los productos de la HBO, que mientras formalmente utiliza técnicas narrativas de series modernas como Lost (con la que muchos la compararon para bien o para mal) en el fondo cuenta una historia tan viaja como La Historia misma: el eterno enfrentamiento entre las fuerzas del bien y del mal.


     Por si alguien que la haya visto tiene alguna duda sobre esto, o si le vale como aliciente para a ver la serie, os dejo una cita literal de la misma:

"Antes del principio,...
...después de la Gran Guerra entre el Cielo y el Infierno...
...Dios creó la Tierra y dio dominio sobre ella al habilidoso mono al que llamó Hombre.
Y en cada generación nació una criatura de luz y una criatura de oscuridad.
Y grandes ejércitos se enfrentaron de noche en la antigua guerra entre el Bien y el Mal.
La magia existía entonces, nobleza...
...y crueldad inimaginable.
Y así fue hasta el día que un falso sol explotó sobre Trinidad...
...y el Hombre cambió para siempre la maravilla...
...por la razón."

      La historia comienza los años 30, los años de la gran depresión, en el Dust Bowl, o tazón de polvo del medio-oeste norteamericano, donde a la depresión se sumó una contumaz sequía y tormentas de polvo que hicieron que muchos granjeros, arrendatarios, perdieran sus granjas por no poder pagar el alquiler al perder sus cosechas.
     Ben Hawkins, uno de estos jóvenes granjeros, acaba de enterrar a su madre y, sin nada que perder, se une a una feria ambulante, para ayudar como trabajador en una trouppe de freaks, donde no falta ninguno de los arquetipos clásicos: la echadora de cartas, la mujer barbuda, el hombre lagarto, con el cuerpo completamente tatuado, las hermanas siamesas, el forzudo, la encantadora de serpientes, etc...

     La feria va de pueblo en pueblo ofreciendo a los empobrecidos lugareños que puedan permitirse desprenderse de algunas monedas, un espectáculo mezcla de magia, de fenómenos de feria, o incluso de striptease y prostitución de la mano de Rita Sue y sus dos hijas Libby y Dora Mae.

     Y todos ellos capitaneados por un personaje un tanto misterioso y siniestro: Samson, un enano que dirige la caravana y el espectáculo.


      Esta es una línea argumental, con Ben adaptándose a la vida de la caravana, con sus líos de faldas con Sofie (la hija telépata del personaje misterioso y catatónico de la adivina), y los celos que despierta entre otros trabajadores de la caravana. Pero por otro lado están el siniestro Hermano Justin Crowe, un predicador, y su hermana Iris.

     Y la serie mezcla fenómenos paranormales, -como la telepatía o los poderes de algunos personajes para sanar y curar- en una historia oscura, opresiva, misteriosa y como dicen los americanos, muy “bizarre”.

      De hecho los primeros episodios son muy buenos, no te acabas de enterar muy bien de nada, porque todo está envuelto en un misterio, y es precisamente lo que los guionistas quieren, pero la ambientación y la tensión lo compensan todo. En este sentido se parece un poco a Perdidos, en donde cada vez que se resolvía un misterio y se contestaba a un interrogante, en el fondo se abrían tres más, completamente nuevos, aunque bien pensado aquí se resuelven pocos, pues “el misterio" es casi siempre uno y único durante toda la serie: el antagonismo entre Ben y el Hermano Justin, entre el Bien y el Mal. Y lo que ocurre es que los guionistas lo mantienen todo envuelto en un secretismo que acaba llegando a ser muy irritante: demasido guardarse ases en la manga, demasiado insinuar sin explicar.

      De hecho, la serie duró 2 temporadas de 12 capítulos cada una, entre 2004 y 2005, y fue cancelada porque era una serie cara de producir (la ambientación de hecho es muy buena y está muy bien cuidada), pero la audiencia bajó. Y no me extraña, por lo que antes comentaba: tanto secretismo y tanto guardarse ases en la manga hicieron que la trama se prolongase, para mi gusto artificialmente, y que se estancase bastante (de ahí lo que decía al principio que se sobraban episodios, le sobraban minutos). Pero esto tuvo un efecto paradójico, porque, aunque los últimos episodios aceleraban el ritmo para intentar cerrar la trama, supongo (probablemente ya se olían una cancelación), finalmente varios hilos argumentales quedaron abiertos, colgando sin resolverse,... y muchos misterios permanecieron sin resolverse, sin respuesta. Y de ahí lo otro que decía: que sientes que está incompleta, que le faltan capítulos.

      Particularmente no pude evitar la sensación de que, quizás, si se hubiesen ahorrado tanto secretismo y tanto prolongar la historia a base de no resolver ningún misterio, y en su lugar se hubiesen centrado en ir cerrando la historia la serie habría durado lo mismo, pero estaría completa y no la habrían cancelado, o al menos no tan pronto.




2 comentarios :

  1. Coincido contigo, a mi me pareció alargada de forma innecesaria, y más viendo su posterior cancelación.
    Eso si, creo que se canceló cuando la serie estaba en su apogeo y se había vuelto realmente interesante.
    Al final le pasó como a "Roma", la excusa de que era demasiado cara sirvió para cancelarla.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Era una serie TOP y me pareció extraordinaria! La recomiendo totalmente

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.