De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

miércoles, 10 de abril de 2013

The Song Remains The Same (2): Tu plagia que algo queda...



       Como ya hice en una entrada anterior, se trata de repasar plagios famosos y reconocidos de la historia de la música, parecidos razonables entre canciones aunque nadie haya denunciado a nadie, casos de plagios improbables, o sorprendentes, plagios frikis por lo inusual, casos enrevesados y complicados en los que intervienen más de dos canciones y autores, etc.

       Y para ello, voy a elegir un fragmento de canción de cada tipo, para que cada cual pueda juzgar y escuchar. Así que vamos a ello.




   [Bajo cada imagen hay un reproductor de audio para poder escuchar la canción. Como el reproductor está basado en flash (swf) no es compatible con el sistema iOS, así que si estais leyendo esto desde un dispositivo móvil de Apple (iPhone, iPad, iLoquesea,...) probablemnte no os funcione.] 


EL PLAGIO FAMOSO Y RECONOCIDO
Plagiario: Los Beatles / Plagiado: Chuck Berry

     Ya sabemos que los grandes también plagian, pero ¿hasta los Beatles?  Vamos a empezar a contar la historia por el final.
      Durante 1974 John Lennon se había peleado y separado de Yoko Ono, y como resultado se había ido a vivir a Los Angeles y a hacer un poco el crápula con sus amiguetes, a base de fiestas, alcohol y lo que se terciase, en lo que luego los periodistas y críticos musicales llamarían “el fin de semana perdido de Lennon” (aunque acabó durando más de un año, pero bueno). Mientras estaba en Los Angeles, se reunió con el productor Phil Spector y comenzó a grabar versiones de viejas canciones de rock‘n’roll. Ambos acabaron peleados y Spector se marchó y se llevó las cintas y Lennon acabó sacando su disco Walls And Bridges, en el que se incluía como última pista una curiosa versión del viejo Ya Ya de Lee Dorsey.
      Curiosa porque duraba algo así como un minuto y consistía en Lonnon al piano y cantando mientras su hijo Julian, todavía un niño, aporreaba la batería. Parecía una escena familiar entrañable (un gesto de John con el hijo de su primera mujer al que había tenido un poco abandonado) pero realmente lo hizo por obligación: tenía un compromiso con el empresario musical Morris Levy, dueño de los derechos de esa canción. Pero no coló: Levy quería versiones radiables, y no una pamema de poco más de un minuto con el niño.
      La “obligación” con Levy consistía en que Lennon tenía que grabar 3 versiones de canciones de las que él poseyera los derechos, con lo cual participaba de un porcentaje en los beneficios de las ventas. Así que finalmente John se puso las pilas y acabo grabando no solo tres canciones de viejos éxitos de rock‘n’roll, sino todo un disco completo con temas de Chuck Berry, Little Richard, Sam Cooke, etc., que se editó en 1975 y se llamó precisamente así Rock ‘n’ Roll, que incluía una versión, ya completa de Ya Ya, y otra de You Can’t Catch Me.
      Para quien no conociese la historia completa era un poco raro (hacía bastantes años que Lennon, en solitario o con Los Beatles, había abandonado el rock’n’roll puro y se dedicaba a hacer otras cosas) y podía parecer un homenaje a sus orígenes, o algo así. Pero el caso es que todo se debía a una obligación, a que Morris Levy lo tenía, digamos, agarrado por sus partes. Después Lennon volvió a Nueva York, se reconcilió con Joko Ono, y tuvieron a su hijo Sean, pero eso es otra historia.

      ¿Y porqué Levy podía obligar a Lennon a hacer algo así? Morris “Mo” Levy era un empresario judío dueño de una compañía de discos, un  poco tiránico y mafiosillo y sus métodos eran como poco controvertidos: se las había arreglado para poseer los derechos de autor de muchas de las canciones de los artistas que grababan para él, “convenciéndolos” con contratos leoninos. Para que os hagáis una idea, los que hayáis visto Los Soprano (y si no es así, ya estáis tardando) quizás recordéis que hay un personaje judío llamado Hersh Rabkin que es consejero de Tony. Bueno, pues está basado en el tal Levy.

       Entre las muchas canciones cuyos derechos poseía Levy estaba You Can’t Catch Me, un viejo éxito de Chuck Berry del año 1956. En 1969, Lennon compuso, cuando todavía formaba parte de Los Beatles, la que probablemente sea mi canción preferida del grupo: Come Together, que se acabó incluyendo en el famoso disco Abbey Road.
      Unos años después, en 1973, Morris Levy se dio cuenta de que ambas canciones sonaban parecidas, aunque el tempo de una era más rápido que el de la otra, y que incluso tenían una pequeña parte de la letra en común: Lennon cantaba “Here come ol' flattop, he come groovin' up slowly”, y Chuck Berry: “Here come a flat-top, he was movin' up with me”. Bueno, mas que pequña, minúscula, pero el caso es que Levy decidió sacar tajada y demandó a Lennon, como compositor del Come Together, por plagio en el 73. Para que retirara la demanda, ambos llegaron al acuerdo antes mencionado: Lennon debería grabar 3 versiones de canciones de Levy, para que este pudiera participar en los beneficios. He aquí un fragmento de ambas canciones, para que podáis juzgar el parecido.


      La verdad es que la versión de Lennon del You Can’t Catch Me se me parece bastante más al Come Togeher, que éste al original de Chuck Berry, pero bueno....
      Como ya dijimos Lennon acabó grabando un disco entero de versiones, entre las que estaban dos de las canciones de Levy: la propia You Can’t Catch Me, y Ya Ya; pero aunque llegó a grabar la tercera (Angel Baby), esta no se incluyó en el disco y no se editó, así que Levy demandó otra vez a Lennon en el 75, esta vez por romper el contrato, y acabó consiguiendo casi 7.000 $ de la época. De todas formas la jugada no le salió del todo bien, porque Morris Levy sacó después, a partir de cintas que estaban en su poder, un disco con material de John Lennon sin su permiso, así que Lennon lo demandó a él, y acabó ganando, teniendo que pagarle Levy cerca de 85.000 $ de la época.


EL PARECIDO RAZONABLE                     
Plagiarios: Radiohead / Plagiados: The Hollies

      Creep fue el single de debut del grupo Radiohead en 1992, que al año siguiente sería incluido en su primer disco Pablo Honey, convirtiéndose en un gran éxito en todo el mundo.
     Parece ser que Thom Yorke escribió la canción a finales de los 80, pero muchos años antes, en 1972, Albert Hammod y Mike Hazlewood escribieron The Air That I Breathe, que aunque llegó a grabar y editar el propio Hammond en uno de sus discos, se hizo famosa sobre todo por la versión del veterano grupo de Manchester The Hollies, incluida en su disco de 1974 (algo así como el número 14 o 15 de su carrera), titulado simplemente Hollies.
      El parecido de Creed con la versión de los Hollies (sobre todo con el inicio) es más que razonable, y aunque por menos unos artistas han empapelado a otros en los tribunales, que yo sepa nadie denunció a nadie por plagio. Que juzguen vuestros oidos…




EL CASO COMPLICADO
Plagiario: Coldplay / Plagiado: Según se mire...

      A mediados de 2008 salió a la venta Viva la Vida, el segundo single del disco de Coldplay Viva la Vida or Death and All His Friends. Como todo lo que hace Coldplay tuvo bastante éxito, pero en diciembre de ese mismo año, el gran guitarrista Joe Satriani se fue a los tribunales en Los Angeles y les interpuso una demanda por plagio. Satriani alegaba que Viva la Vida no es más que un plagio de su canción If I Could Fly, incluida en su disco del año 2004 Is There Love in Space?
      If I Could Fly es una canción instrumental, de la que, según Satriani, se plagiaron partes sustanciales para incluirlas en la canción de Coldplay, aunque Chris Martin alegó que fue compuesta antes incluso de que el disco de Satriani se publicara. He aquí dos fragmentos de sendas canciones, para que comparéis y juzguéis.


    El caso es que ambos llegaron a algún acuerdo, secreto y probablemente muy sustancioso económicamente, y la demanda no siguió adelante, pero puestos a rascar, quizás resulte que Coldplay no fueron los únicos plagiarios: en 2006, la banda pop alemán Reamonn, publico su cuarto disco Wish, en la que se incluía una canción titulada Tonight. La canción de Raemonn también es posterior a la de Satriani, pero anterior a la de Coldplay.
       No obstante tirando más del hilo, a lo mejor resulta que Joe Satriani no fue el plagido, sino que fue un plagiario más, pues en el año 2002, una veterana banda rock argentina llamada Enanitos Verdes (veterana porque llevan publicando discos desde 1984) incluyeron en su disco Amores Lejanos la canción Francés limón. No se lo que os parecerá a vosotros, pero a mi la parte de guitarra de esta canción me parece mucho más similar a If I Coul Flay (dos años posterior) que la canción de Coldplay.

      Pero no queda aquí la cosa. Seguramente los que ya tengáis cierta edad recordaréis (y los que no, seguramente habréis oído hablar de ella) una serie de TV de principios de los 80, una telenovela más bien, llamada Dallas. Sí, sí, la de J.R. y demás.
      Esto empieza a rozar material merecedor de estar en el apartado del plagio friki, que veremos al final, más que en el plagio complicado, pero el caso es que en esa serie, el malo era J.R. y el bueno era su hermano Bobby Ewing, interpretado por Patrick Duffy

    Se ve que al hombre tenía aspiraciones renacentistas y además de actuar le dio por cantar, y así en la cumbre de su fama, en 1983 se asoció con la veterana cantante francesa Mirielle Mathieu para catar a dúo la canción Together We’re Strong, que incluso cosechó cierto éxito en algunos países europeos.
      No se a vosotros, pero yo la encuentro muy parecida a la canción de Satriani y a la de Raemonn y a la de Enanitos Verdes… 
   Claro no se puede tildar exactamente de plagiado al hermano de J.R. porque el buen hombre sólo cantaba, o eso opinaba él, y no compuso la canción.

      Tampoco acaba la historia aquí. Diez años antes, en 1973, el cantante Cat Stevens, cuando todavía no se había convertido al Islamismo ni cambiado el nombre a Yusuf Islam, sacó un disco titulado Foreigner cuya cara A estaba completamente ocupada por una larguísima canción de 18 minutos titulada Foreigner Suite, formada por varios pasajes o movimientos.

    Os dejo un fragmento de dicha canción, en concreto el último de los pasajes de esta suite.

     Cuando Satriani sacó su If I Could Fly en 2004, Cat Setvens no lo demandó por plagio, Sin embargo en 2009, se sumó a la demanda de Satraini contra Coldplay alegando que Viva la Vida plagiaba la melodía de la última porción de su Foreigner Suite.

   ¿Veis los parecidos?¿Todavía no estáis convencidos? Escuchadlas todas juntas otra vez a ver que os parece.

video

      Francamente no se si todas estas canciones se van inspirando unas o otras, o directamente plagiándose, hasta llegar a la original de Cat Stevens, o si simplemente el parecido entre ellas es sólo una coincidencia y  es que el ritmo característico de las canciones es bastante usado en las melodías pop.



EL PLAGIO IMPROBABLE
Plagiarios: Simón y Garfunkel / Plagiados: Udell y Geld

       Pues sí, también estos dos tienen alguna canción que guarda un parecido sorprendente con otra anterior, aunque el plagio en si quizás se improbable. Vamos a verlo.
      En 1964, después del asesinato de Kennedy y dedicándolo e este hecho, Paul Simon compuso Los sonidos del silencio, la grabaron simplemente con una guitarra acústica y la incluyeron en el primer disco de Simon & Garfunkel: Wednesday Morning, 3 A.M.Posteriormente, a finales de 1965, sin la participación ni el conocimiento del duo, el productor Tom Wilkinson grabó la parte de la batería, el bajo y la guitarra eléctricas (que no estaban en el original acústico) remezcló de nuevo la canción y la editó como single, con tanto éxito que se incluyó en su disco de 1966 The Sounds of Silence. Esta versión eléctrica es la que suena en el fragmento que os dejo.
      En 1960 Peter Udell y Gary Geld compusieron Sealed with a Kiss, una melosa canción en la que un chico se despedía de su novia porque iban a pasar el verano separados y le prometía “enviarle todo su amor cada día en una carta sellada con un beso”. La canción acabaría siendo una balada muy popular y con múltiples versiones, siendo las más exitosas la de Bobby Vinton en 1972 y la Brian Hyland en 1962.
      Pero los primeros que la grabaron (aunque sin mucho éxito) fueron The Four Voices, un grupo vocal, de Tennessee, de esos que llaman en estados unidos “cuartetos de barbería” (ya sabéis sin instrumentos, los cuatro haciendo voces, un bajo, un barítono, un tenor,…) aunque aquí se acompañan de una guitarra.
      Lo cierto es que el arranque de ambas canciones guardan cierta similitud ¿no os parece?


EL PLAGIO FRIKI
Plagiario:  Fran Perea / Plagiados: The Lightning Seeds

       Seguramente recordaréis una serie española de TV llamada Los Serrano en la que, entre otras cosas se contaban los calentones que sufría el hijo mayor de la familia (interpretado por Fran Perea) con su nueva hermanita (Verónica Sanchez) cuando se convertían en hermanastros  al casarse sus padres, ambos con hijos de matrimonios anteriores.
      Además de actuar, al muchacho le dio por cantar, llegando a editar tres o cuatro discos. De hecho, la sintonía de la serie (Uno más uno son siete) la interpretaba él mismo y se incluyó en su primer disco (La chica de la habitación de al lado) del año 2003.
    Bastantes años antes, en 1989, el trío británico The Lightning Seeds había editada su primer disco, titulado Cloudcuckooland, cuyo single de presentación fue la canción Pure. La verdad es que el estribillo de Pure (más o menos al minuto de iniciarse la canción) se parece bastante a la canción de Perea:


     Realmente no se puede acusar de plagio a Fran Perea, pues la canción no era suya: el compositor fue el ex Duncan-Dhu,  Mikel Erentxun. Y eso justamente es lo que debió pensar Ian Broudie, el líder de Lightning Seeds, que interpuso una demanda por plagio contra Erentxun. Sin embargo, la cosa no llegó a mayores, porque en 2009 la demanda fue desestimada.



      Un día de estos continuaremos viendo algunos casos más de plagios, aparentes o reales.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.