De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

sábado, 1 de junio de 2013

Frases de película (II)

Frases o diálogos geniales de películas...

   Durante los pasados meses he ido poniendo, voy a ir poniendo en el pie del blog algunas de mis preferidas, para tenerlas accesibles y que no se pierdan, las recupero ahora publicándolas como una entrada. 

    Para cada una se incluye la escena o el fragmento de video en cuestión.




Pactar con el Diablo, Taylor Hackford, 1997

A Dios le gusta observar, es un bromista.
Piénsalo: dota al hombre de instintos, os da esta extraordinaria virtud ¿y que hace luego? Los utiliza para pasarselo en grande, para reirse de vosotros al ver cómo quebrantáis las reglas.
Él dispone las reglas y el tablero, y es un aténtico tramposo: Mira, pero no toques. Toca, pero no pruebes. Prueba, pero no saborees, ja ja ja. Y mientras os lleva como marionetas de un lado a otr ¿que hace él? ¡Se decojona! ¡Se parte el culo de risa!



Lawrence de Arabia, David Lean, 1962

- Tenemos que volver.
-¿Para qué? ¿Para morir con Gasim? Dentro de una hora saldrá el sol. [...]
-Ha llegado la hora de Gasim, Orence. Está escrito
- Nada está escrito.
[...]
-¡Nada, está escrito!.
- El Orence. Para ciertos hombres nada hay escrito si ellos mismos no lo escriben.



Los lunes al sol, Fernando León de Aranoa, 2002


¡Hija de puta la hormiga!
[...]
 ¡Y no le abrió la puerta!
¿Quién ha escrito esto? Porque esto no es así ¡eh!... esto no es así. La hormiga esta es una hija de la gran puta y una especuladora. Además aquí lo que no dice es por qué unos nacen cigarras y otros hormigas. Porque si naces cigarra estás jodido.



La dama de Hierro, Phyllida Lloyd, 2011

Vigila tus pensamientos: se convertiran en palabras.
Vigila tus palabras: se convertiran en actos.
Vigila tus actos: se convertiran en hábitos.
Vigila tus hábitos: se convertirán en tu carácter.
Y vigila tu caracter: se convertirá en tu destino.
Lo que pensamos nos da forma.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.