De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 1 de julio de 2013

Monstruos University. Pixar sigue con el piloto automático puesto.


      Fiel a mi cita con Pixar, acudí al cine y pagué religiosamente mi entrada con el correspondiente suplemento por 3D (por cierto, si queréis os lo podéis ahorrar perfectamente, porque pocas películas de animación he visto en las que el 3D aporte tan poco) para ver MonstruosUniversity.

     La verdad es que iba un poco con la mosca detrás de la oreja, después de las últimas películas que en los últimos año ha producido el genial estudio Pixar, y encima al saber que se volvía a tratar, otra vez, de reaprovechar ideas y personajes ya vistos, de otra secuela, pues me temía lo peor.

     Y sí, efectivamente, parece que Pixar últimamente navega con el piloto automático puesto, lo que pasa es que estos tíos son tan buenos, que incluso con el piloto automático les salen películas que le dan mil vueltas a la mayoría de las películas del resto, sean de de animación o no.


     Bueno, para empezar y como supongo que ya sabréis, no se trata de una secuela exactamente (y no es que tenga algo en contra de las secuelas por definición, a veces -pocas- las segundas partes son mejores que las primeras: Toy Story 2 era mejor que la primera, que ya era buena) sino que en esta ocasión se trata de una precuela de la genial Monstruos S.A. que tiene ya nada menos que 12 añitos a sus espaldas ¡Cómo pasa el tiempo!




     Aparte esto, la gran diferencia es que si bien en Monstruos S.A, de la pareja protagonista, la voz cantante la llevaba Sulley y Mike, el gran ojo verde era el secundario, aquí se invierten un poco los papeles y el monstruo peludo es el secundario.

    La película sigue las andanzas de Mike Wazowsky, desde que era un niño-monstruito al que todos los demás dejaban de lado, en pos de conseguir su sueño: trabajar como asustador en la fábrica de gritos. Y para ello tiene que matricularse en la Universidad de Monstruos y asistir a las clases en la Facultad de Sustos.

      Y aquí empieza verdaderamente la película, cuando por fin se convierte en un universitario empollón, pero sigue arrastrando los mismos problemas que cuando niño: está fuera del grupo de los populares y todos lo dejan de lado.




     De hecho una de las cosas más originales de la película es que Sulley aquí no es su amigo, sino su rival y su enemigo: un monstruo prepotente y presumido, que va de sobrado,  hijo de un asustador que es toda una leyenda, y que por supuesto, como todos los demás, no cree que la universidad sea sitio para Mike, porque  tralmente, no cree que tenga lo que hay que tener para ser un asustador: no da miedo.


     En el fondo, gran parte de la película no es más que un homenaje a todas esas comedias de universitarios que tantas veces hemos visto: los clubes, las fraternidades, los novatos, las pruebas y competiciones, los profesores, el duro decano (en este caso la decana, una especie de dragona), y todos los demás tópicos que hemos visto tantas veces en tantas películas…

      Con la excepción claro está del componente gamberrete-erótico, las animadoras, las fiestas salvajes de camisetas mojadas, y demás: esto no es Los Albóndigas, ni American Pie, al fin y al cabo es una película para niños.

     En este sentido aquí hay poco riesgo y poca inventiva por parte de Pixar: los personajes son los que ya conocemos, la historia ya le hemos visto muchas veces (robar la mascota de la otra universidad, tratar de ser aceptado en una fraternidad, las expulsiones,…) y en cuanto al estilo es el típico tono moralizante de las películas infantiles de las que Pixar no se libra: el afán de superación, el trabajo en equipo, la exaltación de la amistad y tal y tal…

Eso si, hay que reconocerle un par de cosas:

     Primero, a nivel técnico todo es sencillamente perfecto. Tan perfecto que de hecho ya te olvidas y lo das por supuesto: texturas casi fotorealistas, tonos pastel, iluminaciones muy distintas (nocturnas, atardeceres,…) para lucirse, etc. En este sentido se ve que Pixar todavía no hay quien les gane y dominan la parte técnica como nadie.
     Segundo, los secundarios, un grupo entrañable de perdedores e inadaptados. Lástima que no de tiempo a desarrollarlos un poco más porque darían mucho juego.

      Pero sobre todo es en la última parte de la película donde las cosas despegan y se atisba un poco de la genialidad del Monstruos S.A. original, es decir, cuando la historia deriva hacia el tema del mundo “real” y las puertas que dan acceso a él,  las pesadillas de los niños en sus cuartos, etc. Esta fue la parte de la película que más me gustó.

      Y además aprovechan para meter ciertos guiños a la primera película, con la aparición de algunos personajes de la primera película, además de los aprendices de asustadores, convenientemente rejuvenecidos, como por ejemplo Randall Boggs, el monstruo lagartija. Resulta curioso ver la comparativa…

¡Ah!, un par advertencias:

      Pixar solía meter en los títulos de crédito, como bonus, algunos gags o chistes, a modo de tomas falsas, y como  estaban justo al principio de los títulos de crédito, la gente los veía. Atención, porque en este caso, la sorprestita y el chiste están al final, es decir después de la retahíla enorme  de títulos de crédito, con lo cual lo más probable es que pocas lo vean, porque la gente se suele levantar de su butaca y abandonar la sala, o incluso te suelen encender las luces de la sala.
     Y la segunda: si estáis esperando ver la escena del trailer en la que le gastan la broma a Mike de “disfrazarlo” de bola espejos de una discoteca (la de éste fotograma) podéis quedaros sentados esperando porque no sale.

   Se que ve Pixar probablemente ha decidido reservarla para la edición en DVD o Bluray como escena extra o como uno de los cortos que suelen meter cuando la película sale a la venta.


      ¿Es Monstruos University mejor película que Monstruos S.A.? ¿Es una de las mejores películas de Pixar? ¿Es mejor que sus últimas películas? ¿Es una mala película?
Pues por ese orden: No (ni de lejos), no, sí, y no, en absoluto es mala.
      De hecho a mi me entretuvo mucho, como cine familiar es muy bueno y a los niños les encantará, lo que pasa es que yo no voy a ver las películas de Pixar porque tenga que acompañar a los niños al cine, sino porque precisamente Pixar había sabido combinar muy bien las dos cosas: la parte puramente infantil junto con una parte más adulta, que supongo que los niños no pillarían, porque eran gags y guiños dirigidos más a los papás.
     Lejos quedan los días de gloria de Los Increíbles, Up, Wall-e,… pero espero que no por mucho tiempo y que remonten pronto.

     Por cierto, el corto que se proyecta antes de la película, El paraguas azul, está también muy bien, es una pequeña joyita encantadora y delicada.







2 comentarios :

  1. Buenas, Seldon. Coincido en gran parte de lo que planteás. Creo que Pixar ha sabido realizar productos con una historia mucho "menos vista" y más enriquecedora que en Monsters University.
    Lógicamente, siguen siendo los reyes de la animación y ese es el factor destacado de la peli.
    Vi en mi mail tu comentario a mi crítica pero no me aparece en el blog no sé por qué! Coincidimos bastante!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Como se llama la canción lenta que sale en el corto cuando cuelgan a mike del ventilador de techo? Gracias!

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.