De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

viernes, 30 de agosto de 2013

American Horror Story. Hay dos palabras mal en el título


     En un episodio de Los Simpsons, Bart y Nelson se cuelan en un cine a ver una película no apta para menores titulada El almuerzo desnudo, y al salir, tras no haber visto lo que esperaban ver, Nelson dice: “hay dos palabras mal en ese título”. Bueno, pues con American Horror Story pasa lo mismo, y teniendo en cuenta que efectivamente se trata de una serie norteamericana, no es muy difícil adivinar cuales son las dos palabras que están mal, y que no se corresponde con lo realmente ves en la serie.

    No es una serie de horror (aunque hay momentos en que pensé que era un horror de serie), porque no da miedo, realmente ni siquiera da sustos. Y no es una historia, porque en realidad son dos, dos series completamente distintas, una cada temporada: American Horror Story y American Horror Story: Asylum.

viernes, 23 de agosto de 2013

Elysium. Presupuesto creciente, ideas menguantes


     Normalmente la cartelera de cine en verano es un desierto árido lleno de películas para niños y para devoradores compulsivos de palomitas (creo que por eso ponen la banda sonora tan alta, para no oír el continuo sorber con pijita de las cocacolas y rum-rum del roer palomitero). Así que, entre aviones, pitufos, lobeznos inmortales, apocalipsis zombis y mazingerzetas americanos, había poco donde elegir, al menos poco que fuera prometedor...

     En la mitología griega, el Eliseo, o los Campos Eliseos eran el lugar lleno de paisajes verdes y floridos donde los hombres virtuosos (y los guerreros heroicos, claro) acababan llevando una jubilación cómoda y placentera por toda la eternidad. ¿Y en el cine?

lunes, 19 de agosto de 2013

True Blood. Se les va demasiado la pinza


     Cuando Alan Ball, el creador para la HBO de la magnífica A dos metros bajo tierra decide que va a hacer otra serie para la cadena, la verdad es que la calidad se le supone, por las buenas referencias y antecedentes de ambos.

     Si además se trata de una serie de vampiros, pero dirigida al público adulto, lejos de las ñoñerías adolescentes de la Saga Crepúsculo o de Crónicas Vampíricas, pues es de agradecer.

    Y cuando además el buen hombre decide darle al producto en cuestión un aire fresco, descarado, atrevido y original, no exento de humor, pues tiene todas las papeletas para ser un buen producto.

     Y lo que sale de todo esto es True Blood, que no se por qué misteriosa razón en España decidieron titular Sangre Fresca en vez de Sangre Verdadera.

lunes, 12 de agosto de 2013

Los 1001 nombres del Rock (y 8)


      Última entrega de esta pequeña serie que empecé hace 9 meses para contar anécdotas sobre el origen de los nombres de grupos de rock famosos.
      Si te interesa alguna de las anteriores, puedes consultarlas aquí:

lunes, 5 de agosto de 2013

Frases de película (IV)

Frases o diálogos geniales de películas...

   Durante los pasados meses he ido poniendo, voy a ir poniendo en el pie del blog algunas de mis preferidas, para tenerlas accesibles y que no se pierdan, las recupero ahora publicándolas como una entrada. 

    Para cada una se incluye la escena o el fragmento de video en cuestión.

jueves, 1 de agosto de 2013

1 año, 100 publicaciones y el poder de un buen par de tetas


    Hace un año por estas mismas fechas veraniegas me dio por comenzar con esto del blog.  Ya había pensado en hacerlo antes, dos o tres veces al menos, pero siempre lo aplazaba por el mismo motivo No era tanto porque temiera que lo que yo pudiese contar interesase a poca o a ninguna gente (con eso ya contaba, y por otra parte ¿a quien le importa? publicas en Internet y punto, si tienes suerte, alguien te leerá), sino porque, conociéndome, temía que no iba a ser demasiado constante, y que lo iba a dejar al cabo de poco tiempo, así qué... ¿para que empezarlo en primer lugar?

    El caso es que empecé a publicar algunas chorradillas, contra todo pronóstico, seguí haciéndolo regularmente, para mi sorpresa empecé a ver que el contador de visitas aumentaba, no mucho, pero aumentaba. Y para mi estupefacción alguna gente empezó a dejar algún comentario que otro, algunos volvían después de la primera visita, y ya, en el colmo de la incredulidad empecé a tener visitas de gente a lo que no conocía ni me conocían de nada, ni en la vida real ni virtualmente en Internet.