De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

viernes, 23 de agosto de 2013

Elysium. Presupuesto creciente, ideas menguantes


     Normalmente la cartelera de cine en verano es un desierto árido lleno de películas para niños y para devoradores compulsivos de palomitas (creo que por eso ponen la banda sonora tan alta, para no oír el continuo sorber con pijita de las cocacolas y rum-rum del roer palomitero). Así que, entre aviones, pitufos, lobeznos inmortales, apocalipsis zombis y mazingerzetas americanos, había poco donde elegir, al menos poco que fuera prometedor...

     En la mitología griega, el Eliseo, o los Campos Eliseos eran el lugar lleno de paisajes verdes y floridos donde los hombres virtuosos (y los guerreros heroicos, claro) acababan llevando una jubilación cómoda y placentera por toda la eternidad. ¿Y en el cine?


     Bueno, pues poco más o menos igual, pero situado en el espacio, en una estación espacial con forma de toroide de Stanford abierto. Los que hayáis leído Mundo Anillo de Larry Niven sabréis como funciona un chisme de estos y no necesitareis más explicación, y los que no lo hayáis hecho, deberías, al menos si os gusta la Ciencia Ficción de la buena (Elysium no cuenta en esta categoría).

     Estamos a mediados del siglo XXII, en Los Angeles 2154 (aquello de Los Angeles, 2019 nos queda ya demasiado cerca para distopías futuristas) la tierra está superpoblada, supercontaminada, y en general hecha unos zorros en todos lados, no sólo en Los Angeles. Pero en esta ciudad, llena de latinos (supongo que más verosímil viendo lo que hay ahora que toda la ambientación con toque oriental de Blade Runner), la gente malvive como puede entre la basura y la delincuencia, trabajando en fabricas el que puede, oprimidos por la policía que no pasa una y enfermando y muriendo (ríete tu del sistema sanitario que los americanos tiene ahora, comparado con el que les espera según la película).

    En cambio, en Elysium, sus ciudadanos, los ricos y poderosos viene en mansiones rodeados de piscinas y zonas verdes, de robots que les sirven y con unas maquinitas que lo mismo te curan una fractura, que te quitan el cáncer o que te hacen crecer una cara nueva si te la vuela una granada en menos de lo que se tarda en hacer una pizza de microondas. Vamos como los chalecitos de la Moraleja, o las dachas en la costa del mar negro de millonarios rusos, pero a lo bestia. Para ahorrar las dos mil palabras del dicho, mejor miráis estas dos imágenes de la peli y os hacéis una idea vosotros mismos.
 

Y hasta aquí llega la ciencia ficción en la película.

     También hay algunas bandas de delincuentes buenos que serían algo así como el equivalente a las mafias que hoy día mueven los inmigrantes del tercer mundo al primero, pirateando códigos de acceso e identidades falsas de ciudadanos y mandándolos al espacio, a Elisyum. O sea más o menos como hoy día, solo que aquí usan transbordadores espaciales y no pateras, que los ciudadanos del primer mundo no vivimos tan bien como los de Elysium y que (al menos de momento) cuando pillamos una patera no disparamos y la hundimos, como en la película.
      Mira que debe estar lejos, pero el viaje en la película dura 19 minutos en transbordadores que pueden  despegar desde cualquier sitio. Vamos menos que desde el chalecito de la urbanizacióin al centro de la ciudad.

      ¿Y por qué quiere ir la gente a Elysium sabiendo que si logran llegar lo mejor que les va a pasar es que los deporten? Porque desde luego para trabajar como ilegales lavando platos o coches no es (hay robots ¿recordais?) Pues al parecer el motivo fundamental que da la película es para curarse sus enfermedades en alguno esos microondas curalotodo de los que os hablaba. (La película podría llamarse algo así como “Sanidad libre y gratuita para todos”).

     Nuestro protagonista (Matt Damon) es un obrero, antiguo niño de orfanato y delincuente juvenil, que ahora está rehabilitado y tiene un trabajo de mierda, y que tras sufrir un accidente laboral y después de un “muchas gracias por los servicios prestados, morirá en 5 días, ahí tienes unas pastillas por cortesía de la empresa para que funciones con normalidad hasta que mueras” (riete tu de las condiciones laborales de hoy) le entran unas ganas locas de ir a Elysium (más de las que ya tenía) y contacta con la banda en cuestión para ganarse un pasaje. Por cierto que la banda, aunque con pinta de zarrapastrosos y viviendo en una guarida lamentable, son más bien hackers con un equipo cojonudo, aunque eso si, se puede enchufar un cerebro con una especie de cable USB, pero a donde se enchufa es a algo que tiene la pinta de un portátil del Mediamarkt de hace un par de años.

    Y  hasta aquí llega la denuncia social en la película.

     No es dejéis engañar por quien os diga que es una película de ciencia ficción mezclada con denuncia social: a partir de este momento, como tantas otras, la película es sólo acción y más acción, con explosiones, disparos y peleas, muchas peleas, a puñetazos o con cuchillos y espadas si hace falta.

    Mucho ruido, muchas explosiones, y mucho efecto especial bastante bien hecho, eso sí. Y un final completamente previsible que no os voy a contar, aunque supongo que os lo imagináis incluso antes de ir a ver la película.

     El aliciente para pasar por taquilla e ir a ver Elysium era Nelly Blomkamp, su director, un sudafricano que hace 4 años tuvo un debut muy prometedor con una película llamada District 9, también de ciencia ficción, en la que, con un look bastante novedoso, hacía una especie de crítica/alegoría del apartheid, pero con extraterrestres en lugar de con negros. La película, sin ser una maravilla, era razonablemente buena y sobre todo contenía ideas muy interesantes. Pero se ve con el aumento de presupuesto en esta su segunda peli, el talento y las ideas han disminuido en la misma proporción: bueno, un mal día lo tiene cualquiera, le daremos otra oportunidad con la siguiente.

     Aquí lo que tenemos es una película veraniega de acción (no de ciencia ficción) con muchos tiros y muchas peleas: los colegas usan un especie de artilugios mecánicos que los hacen dar hostias como panes, pero que de estar blindados y ser antibala nada de nada, más bien al contrario, porque parece que se la atornillan directamente al pecho y a la espalda, ¡ahí!, ¡a lo pecho-lobo!, con lo molesto de debe ser eso.

     ¿Y el resto de los actores?

     Bueno, pues está Diego Luna, el amigüete del prota, interpretando lo que es: un hispano más en Los Ángeles... ¡es broma! de hecho es de los que mejor está en la película.

    Y los malos: Sharlto Copley, que era el protagonista de District 9 y que aquí hace del malo malísimo, un mercenario medio psicópata que es uno de los “agentes en tierra” que tiene los de Elysium para ensuciarse las manos, y Jodie Foster, que es la mala de guante blanco y está perfecta como ministra de defensa cabrona de Elysium: lástima que su papel sea tan corto y le saquen poco partido.


     Y bueno, claro, también tiene que estar la chica, si no la hubiera no se trataría de un taquillazo veraniego, que aquí es Frey, otra antigua niña criada en el mismo orfanato que Matt Damon, pero que ahora es enfermera en uno de los masificados hospitales de la tierra y madre soltera.

    Para seguir con la ambientación, también han elegido a una actriz latina para interpretarla, pero se ve que Salma Hayek, Jennifer López y otras por el estilo ya son demasiado caras como para entrar en el presupuesto si ya has metido a una estrella como Damon, así que han elegido a una brasileña con el sugerente nombre de Alice Braga, y que, que yo sepa, no tiene ningún parentesco con Sonia Braga: en realidad se hizo conocida por aparecer en Ciudad de Dios, y luego en otras películas no tan buenas, como Soy Leyenda, con Will Smith.

     En fin, que si no le pedís demasiado a la película, o si lo que queréis es un rato de diversión viendo una peli de acción y pasar un par de horas fresquitos con el aire acondicionado de una sala de cine, pues se deja ver.


6 comentarios :

  1. A mí me gustó bastante más, como ya sabes.
    Me parece una película sobresaliente en su primera parte, que si no llega a ser por un final que baja el nivel, sería de las mejores películas de los últimos tiempos.
    Lástima que haya demasiada acción en la última parte, y no veamos mucho de la vida en Elysium, es lo único que cojea en el conjunto, además del final "poco sorprendente".
    Pero hasta ahí, un peliculón, en lo visual y en cuanto a ritmo.
    Y ahora a esperar "Gravity", de la que espero aún más.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si, en cuanto se convierte sólo en una peli de acción para mi pierde bastante interés, aunuqe como peli de acción esté bien hecha (pero a mi me interesan poco, la verdad)...
    A mi me gustó más District 9 que quieres que te diga. Sin ser una gran película por lo menos me pareció más "novedosa" que esta. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Coincido básicamente con los comentarios realizados. No obstante, y por añadir algo novedoso, es curioso que se haya puesto de moda el tema de "la superpoblación" y es que es curioso que haya terminado de leer "Inferno" (Saga del Código Da vinci) que se centra en este tema y que a continuación vaya a ver esta peli y, aunque en menor medida, también se toque. ¿Que más nos deparará este tema que parece estar convirtiendose en un gran "filón"?

    Brabónico

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad Brabónico es que no he leido Inferno. Me quedén en Angeles y Demonios y El código DaVince. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Difiero de tu critica, considero que ser ciencia ficción la historia aporta bastante más que solo efectos visuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Andrea. A mi particularmente me pareció una peli de acción entretenida pero más Acción que CF Si que tiene algunas ideas interesantes pero me suenan a ya vistas antes. Por ejemplo la anterior película de este director. District 9 me pareció mucho más original. Pero ya sabes el dicho: para gustos colores. Un saludo

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.