De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

viernes, 4 de octubre de 2013

Hijos del Tercer Reich. El buen alemán


      Cuando vemos una historia sobre la II Guerra Mundial, los alemanes suelen ser casi siempre o malos o tontos, o ambas cosas a la vez. Esto no es raro (lo mismo ocurre con los rusos si la historia va sobre espías durante la guerra fría) primero porque la historia la escriben los vencedores y segundo porque la mayoría de las historias que nos llegan mediante el cine o la TV nos llegan de Estado Unidos, o sea, de los vencedores.

      Hijos del Tercer Reich es un caso atípico, porque es una serie alemana sobre la II Guerra Mundial, luego es algo así como la visión desde el otro lado (aunque esto no es del todo cierto porque es  alemana, pero actual).


     Realmente se trata de una miniserie, porque sólo son tres capítulos, aunque eso sí, largos, muy largos: cada uno de 90 minutos de duración. De hecho particularmente creo que hubiese sido mejor más capítulos (seis o siete) pero más cortos (de una duración más normal para la TV). Pienso que se ajustaría mejor al formato.

     La serie cuenta la historia de 5 amigos (que se conocen desde que eran niños) durante 4 años: de 1941 a 1945. Son jóvenes, ilusionados y un poco ilusos y están como supongo que deberían estar la mayoría de los jóvenes alemanes en el 41: exultantes, comprometidos con su país y convencidos de la victoria final.

    Piensan que el futuro les pertenece y que tiene toda la vida y todo el mundo por delante, y que la guerra acabará pronto, en Navidad como muy tarde, y que por supuesto la ganará Alemania.

    Charlotte es la más joven, más ingenua y más comprometida; deseosa de servir a su patria, de cumplir con su deber y de hacerlo representando a la “mujer alemana” en el frente como enfermera. Está enamorada secretamente de Wilhelm, uno de los amigos del grupo. La guerra la cambiará, la endurecerá y hará de ella una mujer, y no la jovencita ingenua e idealista que empezó siendo.

     Wilhelm es militar, joven teniente que ya ha luchado en el frente, el orgullo de su familia en general y de su padre en particular que piensa que está haciendo justo lo que debe hacer, servir a su patria. Wilhelm parece no darse cuenta del amor de la joven Charlotte, o mejor dicho, hace como que no se da cuenta. Empieza siendo un soldado, pero la guerra lo acaba convirtiendo en un escéptico, en un descreído, y luego en... otra cosa que no revelaré para no estropear el argumento a quien no haya visto la serie.

     Friedhelm es el hermano pequeño de Wilhelm, un ratón de biblioteca, culto, estudioso, bastante escéptico, casi cínico, y por eso precisamente una completa decepción para su padre: las comparaciones son odiosas, pero inevitables y en este caso lo comparan con su hermano mayor.

     Por eso empieza la serie alistándose en el ejército para ser enviado al frente. Curiosamente empezará no exactamente como un cobarde, pero la guerra acabará convirtiéndole en un soldado primero y en un guerrero después.

      Greta es a diva del grupo. Le gusta cantar y bailar, y sueña con ser la nueva Marlene Dietrich, para lo que está dispuesta a hacer lo que sea. Todos, incluida ella misma, están convencidos de que llegará a ser una estrella.

    Y la guerra la convierte precisamente en eso: primero en una estrella de la canción, con una vida relativamente lujosa, despreocupada y fácil,  completamente ajena a los rigores del frente a los horrores de la guerra. Y después la convierte en... bueno, en “otra cosa” (contarlo sería hacer un spoiler).

     Viktor Goldstein es el novio de Greta. Es sastre, hijo de un sastre y originalmente destinado a haber heredado el negocio de su padre si no fuera porque, como podéis suponer por su apellido, además es judío. Y la guerra lo acabará convirtiendo precisamente en eso, en un judío en la Alemania nazi de los primeros años 40. Y nos podemos imaginar lo jodido que tenía que ser eso. Aunque como en el caso de los demás, eso es al principio, Viktor también acaba convertido en otra cosa que no revelo para no meter un spoiler.

    Y es que la guerra hace cambiar a todos. Como dice el personaje de Friedhelm en una conversación cuando otro soldado le pregunta
- ¿Cómo se llega a ser así? 
- Resistiendo el impulso de parecer humano. No todos nos volvemos así. Aunque también te digo que nadie sigue siendo como era. 
- ¿Cómo has sobrevivido tanto tiempo?
- Esperando que matasen al de al lado. Un buen soldado es casi siempre cobarde y a veces valiente.
- Entonces usted no es un buen soldado.
       La serie tiene como título original Unsere Mütter, Unsere Vätter, y aunque mi alemán no es muy bueno que digamos, puedo darme cuenta de que no se parece en nada a Hijos del Tercer Reich. Tirando de google  resulta que el título original sería algo así como Nuestras madres, nuestros padres. Supongo que lo que pretendían con el título original era indicar que se trata de una historia sobre las madres y los padres de loa alemanes actuales. También supongo que lo han cambiado por razones comerciales, y aunque del cambio no oigo más que opiniones negativas, realmente si se piensa bien no es tan distinto (si las madres y los padres de los alemanes actuales son producto del Tercer Reich, también podría decirse que son hijos del tercer Reich) y además es igual de inexacto (en todo caso debería ser Nuestras abuelas, nuestros abuelos, o Nietos del Tercer Reich).
      Dejando de lado la cuestión del título, supongo que la comparación con otras series (como Hermanos de Sangre o ThePacific) o películas (como Salvar al soldado Ryan) actuales sobre la II Guerra Mundial es casi inevitable. Y parece que la vara de medir es precisamente Hermanos de Sangre, porque cuenta la visión americana de la guerra en Europa, no en el Pacífico, y porque tampoco hay tantas referencias (aunque algunas si que hay) desde el punto de vista de los japoneses o de los rusos.


      Realmente son bastante distintas. Para empezar porque esta serie no nos cuenta sólo historias de soldados y de lo que pasa en el frente, también nos cuenta lo que pasa en la retaguardia, y eso, desde mi punto de vista es un acierto. Y luego porque le falta ese puntillo épico, heroico y si queréis hasta patriotero que tienen las mencionadas series americanas).

    Puestos a comparar la calidad de la serie, la verdad es que aguanta y lo hace bastante bien, no desmerece en nada a Hermanos de sangre, y creo que supera bastante a  The Pacific.

       En cuanto a los medios y la calidad técnica la cosa cambia. No es que sea una serie barata, ni que esté mal hecha, ni que no haya escenas de batallas (algunas hay), pero se ve que el presupuesto y los medios no son los mismos, y que esas escenas grandiosas de las otras no estaban al alcance de la producción (y si ya la comparamos en este aspecto con Salvar al soldado Ryan, simplemente está muy muy lejos de ella).

     Pero tampoco creo que lo pretenda, esta es una serie más dramática que bélica (no es que las mencionadas antes no fueran dramáticas). Más preocupada por mostrar los efectos de la guerra que por mostrar la guerra en sí misma. Para ello eligen como escenario el frente ruso, es decir la bestia negra (en lo militar) de Alemania: arrolladoras, rápidas y fáciles victorias al principio, pera encontrarse un atasco primero y una lenta y sangrante retirada después.

      Decía que la serie no tiene el tonillo patriótico de los yanquis, pero tampoco es que sea una flagelación y una petición de disculpas continua de los alemanes.

      La serie no te ahorra la crudeza de la guerra, ni las barbaridades que cometieron los soldados alemanes durante la conquista  y ocupación de Rusia (y lo hace sin justificarse mostrando las que también cometieron los rusos).

     Y también toca el tema judío, aunque bastante de refilón (lógico porque esto no es una serie sobre el Holocausto; esto no es La lista de Schindler ni lo pretende).

     Pero tengo en varias ocasiones tengo la sensación de que la serie se centra en “los buenos alemanes” y enseña de paso a alguno de “los alemanes malos”.

      Por ejemplo, Greta intenta salvar a su novio, hace todo lo que puede por él para conseguirle documentos y que logre salir de Alemania... a pesar del oficial de la Gestapo con el que va a tener que tratar.

      Pero raramente se muestra la cobardía, la anuencia, o incluso el colaboracionismo que tuvo que existir entre la mayoría del pueblo llano alemán para, como poco, cerrar los ojos y no querer ver lo que estaba pasando.

     Sí, se muestra a una familia a la que se le ha asignada la casa de unos judíos deportados haciendo comentarios despectivos, pero, salvo excepciones, creo que siempre distingue entre los buenos y los malos, entre los nazis y los alemanes. Y de hecho puede que fuese realmente así.

     Y una de las excepciones es precisamente una reflexión que hace Wilhelm cuando la derrota está próxima: “En Berlín pronto ya no quedarán nazis, seremos todos alemanes.”

      En cualquier caso, no se le puede negar la calidad, estamos ante una serie notable, no creo que una obra maestra, que gustará mucho más incluso a los que les guste el tema bélico y este en particular.





      A mi, particularmente, lo que más me ha gustado es precisamente lo que creo que trataba de retratar la serie: como la guerra cambia a las personas. Viktor no acaba de resignarse a su suerte de cordero enviado al matadero que parece que el destino tiene reservada para él. Rita acaba cayéndose del guindo y enterándose de verdad de lo que supone la guerra. Charlotte deja de ser una jovencita completamente entregada a la causa del partido nazi y se endurece. Friedhelm pasa de escéptico  ratón de biblioteca a ser todo un guerrero. Y Wilhelm hace justo el camino inverso: acaba siendo un escéptico. Como él mismo dice:
"Cuando vas a la guerra, al principio luchas por la patria. Más tarde, cuando empiezas a dudar luchas por los camaradas, para no dejarles en la estacada. ¿Pero qué ocurre cuando ya no queda nadie? ¿Cuándo estás solo? ¿Cuándo ya sólo te puedes mentir a ti mismo? ¿Por qué luchas entonces?"




2 comentarios :

  1. Esto que dices de que está más preocupada por mostrar los efectos de la guerra que por mostrar la guerra en sí misma es un punto a su favor. Y parece tener muy buena pinta por todo lo demás que cuentas. Sin embargo el tema 2ª guerra mundial a mí me aburre ya y no me apetece de momento.

    ResponderEliminar
  2. El tema de la 2ª WW para algunos esta saturado en cuanto a aspectos militares, hechos concretos conocidos por todos por su épica, etc,,,, desde Francia a la batalla de Inglaterra, Barbarroja,, Tobruk, Stalingrado, Kurks, Normandia, Anzio, Monte cassino... y mil y una historias mas o menos conocidas por todos.... En todos los hechos narrados el punto de vista es de los americanos o Ingleses. Los alemanes simplemente son una caricatura entre cómica y lamentable.... En ninguna película o serie, se retrata la sociedad alemana de la época.... y en esta serie, incluso solo muy por encima.... pero si deja claro los grandes rasgos que la definían... Un país o sociedad que venia muy laminada de hacia muchos años.... prácticamente desde el año 30... que desemboca en un dejarse llevar por lo que se quiere creer y no creer lo que se esta viendo que ocurre.... Alemanes aterrorizados por otros alemanes.... Aquella sociedad que vio empezar la guerra.... y que sobrevivió a ella.... el sufrimiento de millones de personas... que querían creer... y que no olvidemos eran personas de su época... no de la nuestra..... que perdieron a sus hijos y padres y abuelos y hermanos..... que vieron desaparecer todo... absolutamente todo su mundo....

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.