De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

martes, 29 de abril de 2014

El viento se levanta. Hay que intentar vivir

http://www.filmaffinity.com/es/film835261.html

    Yo era un admirador del trabajo de Hayao Miyazaki incluso antes de saber quien era este señor, en la época en que de niño veía los dibujos animados de Heidi o Marco. Mucho después lo recuperé cuando tuvieron éxito películas como La princesa Mononoke. Y aún mucho después cuando ya arrasó en todo el mundo con El viaje de Chihiro, empecé a rastrearlo hacia atrás, recuperando películas más antiguas de su filmografía.

   Los que seáis aficionados a la obra de Hayao Miyazaki probablemente hayáis observado que, en su filmografía, hay un tema, secundario pero recurrente: la fascinación por volar y por las máquinas voladoras en general y los aviones en particular. Muchas veces está presente sólo de forma colateral (como en Nikki la aprendiza de bruja o en Nausicaa del valle del viento) o incluso muy secundaria, pero otras veces de forma más evidente y central (como en El castillo en el cielo o en Porco Rosso).

     No es extraño porque al parecer el padre de Miyazaki trabajó en una fábrica de timones de aviones. Así que tampoco es extraño que en su última película, El viento se levanta, entre a saco en ese tema y desarrolle la fascinación por volar contando la vida del personaje real Jiro Horikoshi.

domingo, 27 de abril de 2014

Izquierda y Derecha para Dummies (1 de 2)


    Iba a titular esto Izquierda y Derecha para torpes, pero me parecía un poco ofensivo; aunque el caso es que normalmente cuando se habla de política, estos dos conceptos se suelen simplificar muchísimo. Se nos aplica según nuestra forma de pensar una etiqueta: eres de derechas o eres de izquierdas. ¿Pero que significa esto realmente?

   No voy a tratar aquí de dar explicaciones históricas, ni economicistas, ni mucho menos aplicar las etiquetas facilonas: una significa igualdad, otra opresión y cosas parecidas (sobre todo porque dependiendo de quien hable y de su forma de pensar le aplicará, con la misma seguridad, los adjetivos positivos o negativos a una u otra ideología).

     ¿Y entonces? Pues básicamente el pensamiento de derechas o de izquierdas tiene que ver con dos cosas: con lo que para ti significa realmente el concepto de Libertad, y con el que para ti debería ser el papel que tiene que jugar el estado en la vida de las personas. Simplemente eso. No hay más.

lunes, 21 de abril de 2014

Pórtico. Frederik Pohl


     Pórtico es uno de esos clásicos de la CF que tardé bastante en leer. Clásico no sólo por su antigüedad (la novela se publicó originalmente en 1977, luego ya va teniendo unos añitos) sino por su renombre y reconocimiento (ganó entre otros los dos principales premios del mundillo, el Hugo y el Nebula a la mejor novela de ese año).

     Aunque está situado en un futuro (indeterminado) diatópico, es decir una Tierra superpoblada, la población amenazada por la escasez de recursos, etc, no es realmente una novela distópica, eso es sólo el contexto para justificar la trama. Es más bien una novela sobre la (torpe) exploración del espacio que está empezando a llevar a cabo la raza humana gracias al descubrimiento de los restos que una civilización (los Heechee) mucho más antigua dejó atrás.

     En el futuro que se relata en Pórtico, grandes extensiones del planeta han sido devastadas para la explotación a cielo abierto de gigantescas minas de esquitos bituminosos: los hidrocarburos (el petroleo) obtenido trabajosamente de la pizarra y otras rocas no se dedican a combustible, sino que su función principal es procesarlos para elaborar proteínas, alimento para una población cada vez mayor y más hambrienta.

martes, 15 de abril de 2014

Frases de película: Jack Reacher (2012)

http://www.filmaffinity.com/es/film146984.htmlFrases o diálogos geniales de películas... 

-¿Te apetece ir a un lugar más tranquilo? Tengo coche.
-¿Tienes edad suficiente para conducir?
-Tengo edad suficiente para hacer un montón de cosas.
-No tengo presupuesto Sandy.
-¿Qué?
-No me lo puedo permitir.
-¡No soy una fulana!
-Entonces si que no me lo puedo permitir.
[...]
-Lo que quiero decir es que la mujer más barara tiende a ser aquella por la que pagas.
-¡No soy una fulana!
-No. Una fulana hubiese pillado el chiste.
[...]
-Quedate aquí Sandy
-No me importa ver sangre
-Si eso significa que no estás embarazada."

Jack Reacher, Christopher McQuarrie, 2012

Nota.- El diálogo transcrito corresponde a la traducción de la versión original en inglés, y es ligeramente distinto a la versión doblada que podeis ver en este vídeo.

jueves, 10 de abril de 2014

Broadchurch. Vedla antes de que los americanos hagan el remake


http://www.filmaffinity.com/es/film350166.html    El mercado de las series de detectives investigando crímenes está bastante saturado últimamente en el mundo de las series de TV, y eso que las hay muy buenas, o precisamente por eso: Forbrydelsen (y su remake americano The Killing), Bron|Broen (y su remake americano El Puente), True Detective (esta si, original americano) ...

     Así que una serie más de esta temática es difícil que triunfe, a no ser que ofrezca algo novedoso, o que tenga una enorme calidad para poder competir al menos con las otras.

    Broadchurch es del segundo tipo. Es una serie que demuestra que el clásico Whodunnit (¿quién lo hizo?) de las historias de detectives a lo Agatha Christie, Conan Doyle, o Hitchcock puede seguir funcionando si se hace bien, se cuida la atmósfera y hay calidad de por medio.

jueves, 3 de abril de 2014

La gran belleza: Il grande tosttone


http://www.filmaffinity.com/es/film202506.html     Suelo tener una buena intuición para detectar películas que resultan verdaderos tostones en el cine (a los cuales el cine italiano ha contribuido grandemente, y sobre todo con las películas más apreciadas y valoradas por la crítica). Esta intuición no es infalible (a veces me trago algún tostón infumable capaz de adormecer hasta a las vacas) pero no me suele dar falsos positivos (cuando pienso a priori que una película me causará más somnolencia que el tour de Francia tumbado en el sofá después de comer raramente me equivoco).

     Esta película, La gran belleza, me daba mala espina desde el principio: lo tenía todo para entrar en la categoría  de los tostones olímpicos y en condiciones normales no hubiese perdido más de dos horas de mi vida con ella por mucho Oscar a la mejor película extranjera que tuviese. Sin embargo me animé a verla porque ya había visto antes otra de Paolo Sorrentino, su director. Se llamaba Un lugar donde quedarse y, aunque era rarita, tenía su punto con el alucinado de Sean Penn interpretando a una decrépita estrella del rock.

    Así que, pese a todo, me puse con esta...