De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

domingo, 29 de junio de 2014

Frases de película: Los lunes al sol (2002)

http://www.filmaffinity.com/es/film487418.htmlFrases o diálogos geniales de películas... 

-Tiene buen gusto el tío.
-Buen gusto tenemos todos. Este lo que tiene es dinero.

[...]
-Historia rusa dice: dos camaradas, viejos de partido se ven y uno dice a otro:

'¿Has visto? Todo lo que nos contaban de comunismo era mentira'
y otro dice:
'No es peor cosa. Peor cosa es que todo lo que nos contaban de capitalismo era verdad.'

Los lunes al sol, Fernando León de Aranoa, 2002


viernes, 20 de junio de 2014

Pink Floyd: la prehistoria (II)


    Hace un par de días me dio por contar los orígenes de Pink Floyd como banda de rock (si te interesa le puedes echar un vistazo aquí), mucho antes de que se llamaran así, mucho antes incluso de que sus componentes fueran la formación definitiva, de hehco mucho antes de haber grabado nada.

    Si la Historia comienza con la escritura y antes de eso hablamos de Prehistoria, supongo que lo que contaba allí era la prehistoria de Pink Floyd, que iba desde 1963 hasta finales de 1965, cuando empezaron a utilizar su nombre definitivo, su formación inicial.

      Continúo la historia justo donde lo dejé: esta parte abarca el periodo en que no sólo daban conciertos en pequeños clubs, sino también en los clubs londinenses de moda a mediados de los 60. Y cuando empezaron a grabar pequeñas canciones de menos de 3 minutos que se editaban en single... Lejos todavía de los LP con larguísimos temas de 10, 20 o 30 minutos que vendrían después.

miércoles, 18 de junio de 2014

Pink Floyd: la prehistoria (I)

   La banda que más tarde sería conocida como Pink Floyd se formó inicialmente en 1963, cuando Roger Waters, de 19 años, que había nacido en Cambridge conoció a Nick Mason, de 18, nacido en Birmigham pero criado en Londres.

  Ambos eran estudiantes de arquitectura en la London Polytechnic School de Regent Street. Junto con Clive Metcalf, Keith Noble y su hermana Sheilagh formaron un grupo universitario, para divertirse, como tantos otros que había por aquella época, incluso en la misma escuela.

      Richard Wright, un londinense de 19 años hijo de una familia acomodada, también estudiaba en la politécnica, y acabó uniéndose al grupo pocos meses más tardes, con lo que se convirtieron en sexteto y, por aquello de ser la suma de seis, decidieron llamarse Sigma 6.

viernes, 13 de junio de 2014

Guerra Interminable/Paz Interminable. Joe Haldeman


    Hoy quiero hablar no de uno sino de dos clásicos de la ciencia ficción que, la verdad, es que tardé bastante en leer (no porque sean largos, aunque no son precisamente cortos. Me refiero a que tardé bastantes años en decidirme en empezar a leerlos).

    Y los dos se podrían clasificar en el género de Ciencia Ficción Bélica, (o pacifista, según se mire) si es que tal género existe, aunque ha habido muchos autores que han tratado este tema. Algunos, como Robert Heinlein con Tropas del espacio, desde un punto de vista que engañosamente ha sido etiquetado como literatura juvenil (aunque el libro contiene algunas ideas “interesantes” como trasfondo). Otros como Orson Scott Card en el Juego de Ender, con una perspectiva más profunda y espiritual.

lunes, 9 de junio de 2014

Revenge ¿Placer culpable?


http://www.filmaffinity.com/es/film356432.html    Los anglosajones usan la expresión guilty pleasure (algo así como placer culpable) para referirse a algo que te gusta, pero que no lo confesarías, o como mucho, te avergüenza reconocerlo porque en el fondo sientes que su calidad es más bien mala y que no está a la altura.

    Cuando empecé a ver Revenge, había oído este adjetivo aplicado en varias ocasiones a esta serie, después de ver una temporada completa, con sus 22 episodios, puedo decir puede que para los demás sea acertado, pero para mi el calificativo es erróneo: culpable desde luego, pero ¿placer?

      Me he tenido que aguantar las ganas de mandar la serie a la m** durante  22 semanas, intentando darle otra oportunidad a ver si esto llegaba a algún término, mientras la historia se arrastraba y estiraba miserablemente, como un chicle ya sin sabor de lo baboseado que estaba.

jueves, 5 de junio de 2014

House of Cards: La democracia está muy sobrevalorada

http://www.filmaffinity.com/es/film706350.html
      Aunque no es oro todo lo que reluce, desde hace unos años el talento parece que se está trasvasando de las pantallas de cine a las de TV, pues cada vez hay más series que no es que tengan algo que envidiar a las películas, es que en muchos casos las superan ampliamente.

    Ya no es la todopoderosa HBO la única que produce este tipo de series, pues le han salido serios competidores. Netflix (que curiosamente empezó siendo un vidoclub por correo) es uno de ellos y House of Cards es la segunda de sus series que veo (tras la magnífica Orange is the New Black).

     Se ve que la gente va a prendiendo, y cada vez más los profesionales del cine se pasan, aunque sea temporalmente, a las series, normalmente como productores y también dirigiendo algún capítulo. Así por ejemplo ocurrió con Martin Scorsese y Boardwalk Empire o con Gus Van Sant y Boss.