De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 14 de julio de 2014

Ángeles en América



http://www.filmaffinity.com/es/film142066.html     No conocía esta miniserie de nada. No había oído hablar de ella –para bien ni para mal- ni cuando se estrenó hace una década, ni ahora, cuando la he visto.

    Así que cuando me topé con ella por casualidad no pude más que sorprenderme: un producto HBO, unas notas altísimas en Filmaffinity, en IMDB,... un director (Mike Nichols) que aunque no es de mis preferidos había hecho algunas películas interesantes (Armas demujer, A propósito de Henry, Primary Colors...), y encima un reparto de lujo lleno de estrellas como Al Pacino, Meryl Streep, Emma Thompson,...).

     Tenía todas las papeletas, así que me lancé motivado a devorarla.

     Para empezar no se si Ángeles en América de película larguísima (6 horas) o de mini serie. Al parecer esto realmente era una obra de teatro en dos partes (tituladas El milenio se aproxima y Perestroika, respectivamente) y cuando la adaptaron a la televisión cada parte duraba 3 horas y estaba dividida en 3 capítulos de 45 minutos, pero más por motivos de poderla emitir en un formato aceptable que porque haya episodios propiamente dichos.

     La serie cuenta la historia de una serie de personajes homosexuales en Nueva York a mediados de los años 80, es decir, en plena época del conservadurismo de Reagan, y cuando el SIDA empezaba a causar estragos y a estigmatizar y aterrorizar a sus víctimas.

     No hay realmente un protagonista claro, es una serie más bien coral.

    Tenemos gays abiertamente gays, como la pareja  formada por Louis, un chico judío que trabaja en los juzgados, su novio Prior, al que le diagnostican la enfermedad, o su amigo Belice, una drag queen negra que trabaja como enfermero.

    Tenemos gays que todavía están en el armario, como Roy Cohn (Pacino), un fiscal ultraconservador famoso por investigar comunistas durante la época McCarthy, que al parecer está basado en un personaje real. Y tenemos gays que ni siquiera saben que lo son todavía, como Joe Pitt, un abogado de la corte de apelación, mormón convencido, y al que Roy ayudará a trepar.

    Y también está el entorno: la doctora de Prior, la madre mormona de Joe, Harper, su mujer, una pastillera neurótica y frustrada adicta al valium...

     Y como podéis imaginar el tema central es el SIDA, cómo se enfrentan a él los enfermos y su entorno (parejas, amigos, familia,...) y la homosexualidad masculina y la hipocresía que la rodea (sobre todo entre los que todavía no han salido del armario y que está bien representado por el personaje de Al Pacino).

    Lo más original de la serie quizás sea el tratamiento: los personajes tiene sueños/alucinaciones, a veces incluso compartidas entre ellos. Es decir hay un tratamiento fantástico, pero muy muy fantástico, con ángeles volando que aparecen a través del techo y cosas así.

    Como decía a priori la serie parece que lo tenía todo, por lo menos en cuanto a estrellas de relumbrón. Hasta los secundarios son secundarios de lujo: Emma Thompson hace tanto de ángel como de la doctora de Prior, Meryl Streep hace tanto de madre mormona de Joe Pitt como del fantasma de Ethel Rosemberg que se aparece a Roy, quien ayudó a condenarla por espía comunista, James Cromwell hace de médico de Roy... Porque eso sí, los actores, interpretan varios papeles además de a su personaje principal.

    Sin embargo, y pese a todo lo anterior, ¡mi gozo en un pozo! No esperéis ver aquí un melodrama tipo Philadelphia, ni siquiera una frikada tipo Rent (que trataba el tema como una ópera rock). La serie, pese a ser mini, para mi gusto es insufrible, pretenciosa y llega a aburrir. Sobre todo si no entras demasiado en el tema fantástico (que por otra parte creo que está metido con calzador). En este caso nuevamente mi opinión discrepa ampliamente de la mayoritaria: al parecer ganó Emmys, Globos de Oro y premios por un tubo, y toda la crítica especializada la aplaudió con entusiasmo. En  fin, para gustos colores...










No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.