De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

viernes, 1 de agosto de 2014

Dos añitos ya...


Como en agosto estamos (la mayoría) de vacaciones, y la gente no está para perder su tiempo delante de un ordenador leyendo blogs, aprovecho ahora para meter esta entrada, que total si no lees, querido lector, tampoco te vas a perder gran cosa. Por eso y porque el pasado 31 de julio se cumplían dos años justos de la primera entrada del blog.

Pues sí, querido público, resulta que contra todo pronóstico este blog acaba de cumplir dos años de vida. Digo contra todo pronóstico porque no me veía a mi mismo como alguien lo suficientemente serio y constante como para escribir de forma continuada las chorradillas y demás tonterías que escribo aquí.


Pero he aquí que para mi sorpresa, después del primer año, el contador de visitas no sólo no se derrumbó, sino que siguió subiendo y casi se duplicaron las visitas mensuales con respecto a las que tenía el año anterior. En este año, hace un par de semanas o así, el contador (acumulado, claro) llegó a las 100.000 visitas.

Sí, si, ya se que el número, aún así, es muy modesto (no hace falta que me lo recordéis) y que  encima muchas de esas visitas o son de arañas, crawlers y demás fauna automática que puebla la red.

Pero el caso es que después de los visitantes, que algunas de ellas serán de visitantes digo yo, vinieron los lectores (o eso dicen las estadísticas), es decir, visitas que no se limitaban a pasar 1,8 segundos en la página hasta que se daban cuenta que donde había llegado no les interesaba en absoluto, e irse a otro lado. Y después de los lectores, esas criaturas tímidas y asustadizas, llegaron los comentadores. Gente que además se tomaba la molestia de escribir un comentario, (y gente que no me conocía ni el mundo real ni en el virtual): ahora mismo son más de 300. Y muchas veces además elogiosos. Muchas gracias a todos ellos, de verdad. Incluso a los que no les gustó lo que escribí.

La mayoría son de España, pero son algo así como una tercera parte, cuando hace un año eran la mitad. El resto viene de México, Estados Unidos, Argentina, Colombia... lo cual no debería ser una sorpresa: escribo en español, lo raro sería que mis visitas vinieran de China. Pero algunas hay de países “exóticos”, se ve que hispanohablantes hay por todos lados, aunque sean pocos.

Me dio por consultar Alexa.com, y resultó que tenía datos suficientes como para decirme que mi site estaba allá por el 15.000.000 en el ranking global de todas las páginas web (y mira que hay páginas por ahí). Y ya en el como del gozo orgásmico, la última vez que lo miré hace unos días me decía que ahora estaba por la posición 4.000.000 y pico y que había mejorado más de 10.000.000 de posiciones en el ranking durante los últimos tres meses. ¡Temblad youtube, google, y facebook! ¡Que voy lanzao!


Y finalmente incluso llegaron los seguidores: ya tengo 30. Personas que enciman admiten en público que siguen este blog. ¡Olé a los 30!. Lo único que me faltan son trolls. No tengo ninguno. Alguno ha dejado algún comentario digamos... “poco favorable hacia mi persona”. Pero nada más serio que eso.

Es curioso, porque dado que lo que escribo es mayoritariamente opiniones personales (cosa que advierto desde el principio) y por tanto completamente subjetivas, cuando opino bien de algo, y al que deja el comentario no le ha gustado tanto ese algo, suele ser moderado. Lo dice (que cree que estoy siendo muy generoso) pero “educadamente”. Pero cuando es al revés, y pongo a parir algo que no me ha gustado pero que al que comenta si que le ha gustado ¡parece que se lo toma como algo personal! Como si lo atacara a él/ella por que no me guste lo mismo que a ellos. Y además me recuerda que “eso será en tu opinión”... Pues claro, lo llevo diciendo desde el principio. Nadie está en posesión de la verdad (ni yo ni ellos).

En fin. En cuanto a lo que escribo pues es un reflejo de lo que hago. Dado que esto no es un blog profesional, ni para ganar dinero, ni para vender nada, escribo de lo que me gusta y me resulta curioso. O sea de lo que veo, escucho o leo. Y como ahora veo muchas series y mucho cine en mi tiempo libre, pues la mayoría de las entradas (ya van casi 180) son sobre eso (y me temo que seguirán así en el futuro próximo, lo siento por aquellos a los que les interesen más otras cosas).

Pero también sigo (y seguiré) escribiendo sobre música (la que me gusta) y alguna que otra entrada sobre libros (lo siento, no soy un lector voraz, así que este no es en general un blog sobre libros).

Curiosamente, mientras que la mayoría de las entradas van sobre series de TV o películas de cine, no son las que más comentarios reciben. Ni las que más visitas reciben (salvo excepciones). Las que más visitas reciben son precisamente las que menos comentarios merecen, y caen dentro de ese cajón de sastre que yo llamo “cosas varias” (economía, política, curiosidades,...) Misterios de la vida.

Decía que salvo excepciones porque la entrada más vista sigue siendo aquella que escribí sobre la película Ted, imbatible todavía, aunque se le acerca peligrosamente la entrada sobre la serie Under The Dome. Hace un año decía que sospechaba que era porque en esa entrada se hablaba de Mila Kunis y porque había incluido una foto de un par de tetas en las que (en la película) el osito Ted había dibujado la cara de Garfield. Así que la dejo aquí de nuevo... todo sea por aumentar el contador de visitas.



Tetas

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.