De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

lunes, 1 de septiembre de 2014

Resurrection. Nada que ver con les Revenants

http://www.filmaffinity.com/es/film644869.html     En una remota aldea de China, en medio de un arrozal inundado despierta un niño blanco (norteamericano para más señas) de un profundo sueño.

    No sabe donde está, no sabe cómo ha llegado allí, no conoce el idioma... por lo que parece ni siquiera sabe quien es ni cómo se llama.

    Pero al encontrarlo los lugareños, y comprobar que es occidental y que habla inglés, acaban conduciéndolo hasta al embajada norteamericana.

     En Estados Unidos, Marty (interpretado por Omar Epps, el doctor negro de House), un agente de inmigración, recibe la misión de viajar hasta china y repatriar al niño. Y este es el inicio de Resurrection, una serie norteamericana del género fantástico que recuerda en muchos aspectos a la francesa Les Revenants, pero con la que –como veremos- tiene poco que ver.



    El niño, nos enteramos que se llama Jacob, habla poco y parece que recuerda aún menos, pero Marty se gana su confianza y hacen buenas migas, y acaba averiguando  no sólo su nombre, sino también donde vive: en un pueblecito de Missouri llamando Arcadia.

   Así que la misión inicial de Marty, que le ha tomado cariño al niño, se extiende en contra de la voluntad de sus jefes, porque decide llevarlo a Arcadia.  Y finalmente Marty acaba descubriendo que los padres del niño son los Langston, un matrimonio maduro y sin hijos del pequeño pueblo, con los que se encuentra para sorpresa de ambos: Lucille y Henry Langston tuvieron cuarenta años atrás un hijo: Jacob, que se ahogó en un río a las afueras del pueblo en 1982, a la edad de 8 años.
     Como os podéis imaginar la incredulidad de los Langston ante lo imposible se enfrenta a la certeza de que se trata de su hijo (buena parte de los primeros episodios de la serie tratan precisamente de esto), que no ha envejecido  y que los ha reconocido como sus padres de la misma forma que ellos a él como si hijo muerto.

     O sea, Jacob es un retornado de entre los muertos, un resucitado. Pero aunque es el primero no será el único. A medida que van avanzando los capítulos de la serie (sólo 8 en esta primera temporada) van apareciendo más retornados. De diferentes edades, de diferentes sexos, que murieron en épocas diferentes,... pero todos con un par de cosas en común: ninguno recuerda nada, y todos son ciudadanos de Arcadia.

     Si habéis visto la serie francesa Les Revenants (y si no lo habéis hecho ya estás tardando porque es magnífica) probablemente pensaréis que esto es un remake de aquello, y de hecho fue precisamente lo que pensé yo. Sobre todo cuando me enteré de que los americanos estaban planeando hacer un remake como hacen siempre que encuentran una serie europea de éxito. Pero resulta que no. Que esta serie la venden como original y que todo parecido con la francesa (y hay muchos) es pura coincidencia.

     Bueno original del todo no, puesto al que al parecer se basa en una novela (Los Retornados de Jason Mott) del año 2013, así que si a alguien hay que demandar por plagio es al tal Mott pues la serie francesa es anterior.

    Decía al principio que esta serie nada tiene que ver con Les Revenants. Me explico: salvando la idea inicial, y los planteamientos típicos que os podéis imaginar (personajes que se debaten entre no creer algo que saben que es imposible pero que están viendo con sus propios ojos, o entre temer al resucitado y estar agradecido por tenerlo de vuelta), ambas series evolucionan de manera distinta y con argumentos distintos.

    La serie francesa es juega más a crear ambiente, a no explicar nada o casi anda; podríamos decir que es más “sobrenatural”. Aquí se plantean cuestiones más prácticas y policíacas o de thriller como por ejemplo: y si el resucitado está aquí entre nosotros ¿quién está enterrado en su tumba?

   Y así van apareciendo desde personas aparentemente inofensivas y apacibles como la mujer del viudo Sheriff del pueblo (hermano de Langston y padre de la doctora del pueblo),  hasta otras no tan inofensivas como Richards, un antiguo delincuente que dejó huerfanos a sus dos hijos ahora ya adultos y que sigue teniendo un aspecto tan sospechosamente inquietante como en el pasado.

Eso si, aunuqe algunos parecen tener un propósito al volver, o más bien parecen querer completar algo que estaban haciendo cuando aún vivían, nada es lo que parece al principio, y quien más quien menos, entre los resucitados todos tienen algún “secretillo”.

      El otro aspecto donde Resurrection y Les Revenants difieren es en la calidad. No es que Resurrection sea una mala serie: se ve con agrado, entretiene y no aburre. Vamos que se nota que es una producción norteamericana cuidada. Pero no logra ni por un momento crear esos ambientes inquietantes de Les Revenants, esa sensación de “mal rollito” de pequeña comunidad cerrado. Ahí se ve ampliamente superada.

    Ambas tienen otra cosa más en común. El final de la primera temporada no aclara nada y lo deja todo abierto para una segunda o sucesivas. Esperemos que no alarguen la trama demasiado...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.