De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

martes, 27 de enero de 2015

The Imitation Game. Descifrando Enigma

http://www.filmaffinity.com/es/film617730.html
   No me suelen gustar los biopics. A ver, claro que los hay buenos, pero en general una película biográfica, que cuente la vida de un personaje histórico no suele ser mi primera elección (otra cosa es una película histórica o que se base en un hecho histórico).

   Pero por otro lado reconozco que hay ciertos temas que me interesan especialmente, y por tanto una película basada en alguno de ellos parte con cierta ventaja: luego podrá ser buena, mala o regular, eso ya es harina de otro costal.

   The Imitation Game (al que le han añadido la coletilla "Descifrando Enigma") reune las dos cosas: por un lado es un biopic, porque cuenta la historia de la vida de Alan Turing, centrándose en un hecho, pero no limitándose a él.

    Y por otro simpre me ha interesado el tema y los hechos que cuenta: los códigos secretos, criptografía, y en particular el desciframiento de los códigos de la máquina Enigma que los nazis utilizaron ampliamente durante la Segunda Guerra Mundial.

miércoles, 21 de enero de 2015

Birdman. La inesperada virtud de la ignorancia

http://www.filmaffinity.com/es/film670216.html

    De vez en cuando, entre películas de superhéroes, secuelas, precuelas,... o secuelas de películas de superhéroes, toda la maquinaria de la industria del cine norteamericano se pone al servicio del cine de autor y se deja caer con alguna película de esas que los críticos llaman "independiente" aunque sea producida con el mismo dinero y medios de los grandes estudios que producen los grandes taquillazos y éxitos del cine más palomitero. Películas con las que la crítica se vuelca unánimemente a favor y, a veces, aunque no todas, también el público.

    Birdman es una de esas películas. Bastante inclasificable, original (eso no puede negársele), surrealista por momentos, bien rodada y muy bien interpretada. Es probablemente la película "más americana" de Alejandro González Iñárritu, salvo quizás 21 gramos, pero se nota que no es una película al uso. Este tipo parece que siempre tiene ideas interesantes que aportas, aunque el resultado no siempre sea del todo bueno (como pasaba con Biutiful, su película más floja para mi gusto).

lunes, 19 de enero de 2015

Olive Kitteridge

http://www.filmaffinity.com/es/film288821.html

     Personalmente (y por lo que parece en contra de la opinión casi unánime de todo el mundo) me he llevado una pequeña decepción con Olive Kitteridge, esta miniserie 4 episodios que la HBO vuelve a presentar como uno de sus productos “de calidad”. Y no porque no lo sea. De hecho poco se le puede reprochar a la serie en ese aspecto: buenos actores y buenas interpretaciones.

    Más que una mini-serie es una maxi-película que dura 4 horas. Pero tampoco se le puede reprochar que una excesiva duración cause que sea aburrida. De hecho no se le podría achacar falta de ritmo: creo que tiene el adecuado para este tipo de historias.

    Simplemente, no me atrapó, no hizo que estuviera deseando ver otro capítulo en cuanto había terminado uno, agrada, pero no apasiona, por lo menos a mi.

miércoles, 14 de enero de 2015

Fargo. Sangre sobre la nieve


http://www.filmaffinity.com/es/film781297.html   Debo confesar que tengo sentimientos encontrados sobre esta serie.

    Para empezar, cuando hoy por primera vez hablar de ella, sobre el proyecto de una serie que no sólo se llamaría Fargo, sino que además iba a contar la historia que los hermanos Coen ya contaron hace casi 20 años en su película del mismo título, la desdeñé rápidamente. ¿Qué necesidad había de hacer una serie que fuera una especie de remake esta película? Tenía todas las papeletas para ser un pestiño, y de los grandes.

      Luego me enteré de que los propios hermanos Coen no sólo daban su beneplácito, sino que además estaban metidos en el proyecto como productores ejecutivos. Y me extrañó. Y después, cunado ya empezó a emitirse, no paraban de llegarme buenas críticas y recomendaciones: al parecer la serie no solo no era un truño, sino que además estaba bien. Así que me decidí a verla.

martes, 6 de enero de 2015

The Endless River (II). El delicado susurro de Pink Floyd

 
     En este post anterior empecé a contar la historia del que parece va a ser el disco de despedida definitivo de los Pink Floyd, con las primeras impresiones sobre su sonido atmosférico y lo parecido que sonaba a otroas trabajos del grupo. Pero se me quedaron fuera algunas curiosidades, como por ejemplo el tema -siempre importante- de la portada.

     En esta ocasión, para la portada del disco no pudieron contar con Storm Thorgerson, que había diseñado casi todas las portadas del grupo (salvo 3, las más anodinas de hecho, 4 con esta) pues murió en 2013. Sin embargo Aubrey Powell, el socio de Thorgerson y confundador de su compañía Hipgnosis, había descubierto a un joven artista egipcio de 18 años (aunque nacido y criado en Arabia Saudí) llamado Ahmed Emad Eldin.

     Le gustó especialmente una ilustración titulada Beyond The Sky, que mostraba a un joven de pie en un bote surcando un mar de nubes (podéis ver esa ilustración en la foto que acompaña este post, y comprobar que no es la portada definitiva, pero la idea estaba ahí y se le parece bastante), porque pensó que cuadraba muy bien con el espíritu del disco en particular y de Pink Floyd en general.

lunes, 5 de enero de 2015

The Endless River (I). El delicado susurro de Pink Floyd



     Richard Wright, el teclista y miembro fundador de Pink Floyd, fue la primera víctima del ego de Roger Waters, hasta el punto de que lo echó del grupo durante la grabación de The Wall, y por supuesto no participó en el siguiente disco, que estaba destinado a ser el último: The Final Cut.

     Sin embargo, tras la batalla legal de mediados de los 80 y cuando David Gilmour cogió las riendas del grupo tras la salida definitiva de Roger Waters, Mason y Gilmour lo invitaron a participar en A Momentary Lapse of Reason, pero lo hizo sólo como músico contratado. Aunque no tardó en reincorporarse a la banda como miembro de pleno derecho, e incluso participó en la composición del siguiente disco de estudio: The Division Bell, cosa que no hacía desde 20 años antes (en el Wish You Were Here), y como cantante en algún tema (cosa que no ocurría desde Dark Side of the Moon).

    Durante las sesiones de grabación de The Division Bell, en 1993 y 1994, se grabó mucho material: horas y horas de temas a medio terminar, descartes, ideas en forma de música instrumental que podrían servir de base a un tema o no... Finalmente se seleccionaron 11 temas y se ensambló y sacó al mercado The Division Bell, pero todas esas horas de música grabada no se perdió. Quedó en el archivo. Este es el origen de The Endless River, el primer disco de Pink Floyd en 20 años, el primero del siglo XXI y parece ser que también el último, al menos según las declaraciones de Gilmour.