De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

martes, 27 de enero de 2015

The Imitation Game. Descifrando Enigma

http://www.filmaffinity.com/es/film617730.html
   No me suelen gustar los biopics. A ver, claro que los hay buenos, pero en general una película biográfica, que cuente la vida de un personaje histórico no suele ser mi primera elección (otra cosa es una película histórica o que se base en un hecho histórico).

   Pero por otro lado reconozco que hay ciertos temas que me interesan especialmente, y por tanto una película basada en alguno de ellos parte con cierta ventaja: luego podrá ser buena, mala o regular, eso ya es harina de otro costal.

   The Imitation Game (al que le han añadido la coletilla "Descifrando Enigma") reune las dos cosas: por un lado es un biopic, porque cuenta la historia de la vida de Alan Turing, centrándose en un hecho, pero no limitándose a él.

    Y por otro simpre me ha interesado el tema y los hechos que cuenta: los códigos secretos, criptografía, y en particular el desciframiento de los códigos de la máquina Enigma que los nazis utilizaron ampliamente durante la Segunda Guerra Mundial.


   Pero es que además la historia del personaje protagonista, Alan Turing, que ya conocía de antes, siempre me ha interesado mucho. En todas las ciencias, por ejemplo las matemáticas, la física, siempre hay algunos personajes que son los grandes precursores o los grandes genios que la hicieron avanzar o que incluso abrieron y desarrollaron un campo totalmente nuevo: llámense Gauss, Newton, Einstein...

    En el caso de las ciencias de la computación, de la Informática, esa persona probablemente sea Alan Turing, no gente como Steve Jobs o Bill Gates, que fueron básicamente empresarios con talento, visionarios en las aplicaciones prácticas de la informática. Pero la Informática tal como la entendemos hoy día debe en gran parte su origen al trabajo de Turing cuando ni siquiera existían los ordenadores electrónicos.

   La película cuenta la historia de la vida de Alan Turing, que es conocido por sus trabajos en el campo de la computación, la informática teórica y la inteligencia artificial, por conceptos como el "Test de Turing" para determinar si una máquina piensa o no, o lo que luego acabaría llamándose las "Máquinas de Turing". Pero claro, es dificil llevar esto al cine en una película comercial, que el gran público lo entienda, y que además no se aburra.

   Y algunas de estas cosas se mencionan o se dejan entrever muy de pasada en la película, aunque muy deformadas para que encajen con el argumento, como por ejemplo en el diálogo en el que le explica al policía, qué es el Test de Turing pero que se utiliza en el guión para hablar de las diferencias entre las personas y si tiene alguna importancia juzgarlas por ello.

- "El juego de la imitación""
- Bien, ¿de que va?
- ¿Le gusta jugar?
- ¿Jugar?
- Es un juego. Una especie de test. Para determinar si alguien es... es una máquina, o un ser humano.
- ¿Cómo se juega?
- Bueno, hay un juez y un sujeto,... y el juez hace preguntas y, dependiendo de las respuestas del sujeto, determina con quién está hablando... con qué está hablando, y, hum, Todo lo que tiene que hacer es hacerme una pregunta.


   O que simplmente están tan simplificadas que son practicamente mentira, como en el caso de la cita final:

"Su máquina nunca fue perfeccionada, aunque generó un campo completo de investigación en lo que llegó a ser conocido como "Máquinas de Turing". Hoy las llamamos "computadoras".

(nunca fueron máquinas reales, y físicas, sino abstracciones teóricas, y un ordenador no es exactamente una máquina de Turing)


   Así que lo que el guión (o mejor dicho la novela en el que está basado) elige para el argumento es uno de los episodios que le dio fama póstuma, y probablemente el más "novelesco" y "accesible" en una película comercial: el deciframiento de los códigos encriptados que los nazis usaron durante la Segunda Guerra Mundial y que codificaban utilizando su máquina Enigma.

   Y aún así también es dificil hacer una película que trate este tema y que no reulte  incomprensible o aún peor, aburrida. Y la verdad es que lo logra: no aburre en absoluto, y lo que cuenta de criptografía (o más propiamente hablando, de criptoanálisis) es lo suficientemente accesorio como para que no pase nada si no te enteras, pero está lo suficientemente bien contado para que entiendas como funciona en la película. Por ejemplo la idea de "la novia del alemán" que le da una de las muchas operadoras de radio que escuchaban y transcribían las comunicaciones encriptadas de los nazis, y cómo atacar un código buscando repeticiones de palabras que sospechas que pueden estar presentes en los mensajes cifrados.


   De hecho, esta historia ya se había llevado -más o menos indirectamente- al cine antes. Por ejemplo en el año 2000 en U-571, que es una película de acción en la que se cuenta el episodio -vagamente basado en hechos reales- de la captura de una de las máquinas Enigma usadas por los submarinos alemanes. O, mucho más directamente en Enigma (en 2001) en la que ya se cuentan los trabajos de los británicos en Bletchley Park para descifar los códigos. Pero mientras que U-571 era una película de acción que contaba un episodio muy secundario de esta historia, y Enigma era un thriller con una trama de espias y una historia de amor que basa sus personajes en personas reales, The Imitation Game es un drama, que usa este episodio para darle unidad a la película, pero que realmente cuenta la historia de Turing. U-571 no estaba mal, Enigma estaba mejor, y esta es mejor película que las dos anteriores.

   Además, se cuenta la historia anterior y posterior, utilizando flashbacks, y remontándose a la epoca en que Turing era niño, y a sus problemas de inadaptación en el colegio con los demás niños de su edad. De hecho ese es uno de los temas de la película: los problemas que conlleva ser un genio. Como se repite en varios de sus diálogos:

"A veces son las personas de las que uno no imaginaría nada las que hacen cosas que no podríamos ni imaginar."

  Turing acabó trabajando en Bletchley Park (unas instalaciones militares secretas camufladas bajo la apariencia de una fábrica de radios) a las órdenes del MI6 descifrando los códigos de la máquina Enigma junto con un grupo de matemáticos, jugadores de ajedrez (o de bridge) y de aficionados a los crucigramas. Un ejemplo de cómo se puede hacer interesante una historia de este tipo sin apartarse demasiado de la realidad es cómo está rodado y contado el proceso de selección del personal que iba a trabajar descifrando los códigos.

   Como en la mayoría de las películas británicas (y esta lo es, no es norteamericana) uno de los grandes puntos fuertes es el trabajo de los actores.

    Y aquí Benedict Cumberbatch (el Sherlock Holmes de la serie Sherlock) está que se sale interpretando a Turing. La película lo retrata -y al parecer no está muy lejos de lo que era en realidad- como el típico genio inadaptado y poco dotado para las relaciones sociales. Inteligente hasta el punto de parecer prepotente y arrogante, poco apto para pillar el sarcasmo y con un sentido del humor bastante diferente del resto de sus compañero....

    Desconozco si en la realidad Turing padecía algún tipo de autismo, sindrome de Asperger o algo similar, o si simplemente era un excentrico de trato difícil. En la película desde luego lo parece. Para que os hagais una idea, Cumberbach es como el Sheldon Cooper de The Big Bang Theory, pero sin la parte cómica.

     Lo que ocurre es que no solo es Cumberbach el que lo hace bien. En general todos los actores están muy bien, incluyendo a Keira Knightley, la protagonista femenina, que interpreta a Joan Clarke, una de las criptoanlistas, compañera de trabajo de Turing, y que también vale para remachar en el guión el tema de los inadaptados a la sociedad en la que les tocó vivir: en este caso es una mujer en un mundo de hombres haciendo un trabajo que en aquella época estaba reservado a los hombres.

    Me gusta especialmente al interpretación de Charles Dance, el Tywin Lannister de Juego deTronos, que aquí hace un papel de miliar también un poco cabroncete: el del Comandante Denniston.

    Además de estar perfectamente ambientada, The Imitation Game es también bastante más fiel a los hechos históricos reales que las otras películas que han tratado el tema de Enigma.

   La máquina de rotores que Turing diseña para romper el código mediante ataques de fuerza bruta que permitieran descartar combinaciones entre los billones de posibilidades existió en realidad y es una réplica bastante exacta, aunque al parecer le pusieron el nombre bastante más prosaico de "bomba criptográfica" y no Christopher. Personajes como Christopher Morcom, el amigo de la infancia de Turing existieron en realidad; u otros como los compañeros de trabajo de Turing: Hugh Alexander, Peter Hilton, John Cairncross... incluso la historia de Cairncross que se cuenta en la película es cierta.
    Joan Clarke también existió realmente, y también estuvo comprometida con Turing durante algún tiempo, aunque probablemente no fuera un señora de tan buen ver como Keira Knightley, pero bueno señores, esto es una película.

    De hecho, mientras que por ejemplo en la película Enigma se deforman tanto los hechos reales para adpatarlos a la trama de thriller de espionaje que se ignoran las contribuciones de Turing en la ruptura del código (o se deforma y estiliza tanto el personaje del protagonista que ni siquiera se puede decir que está basado en Turing), en The Imitation Game no es así: la película se aparta bastante menos de los hechos reales.

    Por supuesto, también se toma sus licencias, claro: se ignora el trabajo de los matemáticos polacos antes de la guerra que ya habían logrado romper el código de una versión anterior y menos avanzada de la máquina Enigma (al fin y al cabo una versión no militar, para uso civil, se vendía comercialmente desde los años 20), se exagera la importancia de ciertos hechos, para darle su poquito de dramatismo a ciertas situaciones, etc... Pero al fin y al cabo esto es una obra de ficción y se trata de hacer una película comercialmente entretenida.


    Si la película se hubise quedado en esto no sería menos entretenida de lo que es, pero la palícula va más allá. Es un drama que pretende contar la historia de la vida de Turing, y lo ciero es que la de Turing es una historia bastante triste, la verdad.

    Esto no creo que sea un spoiler porque son hechos históricos de dominio público: es como si contar que el Titanic se hundió se considerase un spoiler de la película Titanic. Pero si no has visto The Imitation Game y no conoces la historia, avisado quedas.

    Además de ser un matemático brillante, el precusor de la Informática y un genio (con los problemas de inadaptación que eso probablemente le traería), y de poder ser considerado casi un héroe de guerra sin haber disparado un fusil en su vida, y sin poder ser reconocido por ello (todo su trabajo durante la guerra fue información clasificada y secreta hasta 50 años después), Turing era homosexual, en una época en que eso no sólo era indecente en el Reino Unido, sino que también era ilegal y castigable penalmente.

    Después de la guerra, continuó sus trabajos en el campo de la informática teórica y como profesor universitario, pero a principios de los 50, un día uno de los chaperos a los que pagaba facilitó a un cómplice la entrada para robar en la casa de Turing. Durante la investigación la policía acabó averiguando la homosexualidad de Turing, y fue porcesado y condenado por indecencia. El juez le dió a elgir entre cumplir una pena de 2 años de carcel o someterse a tratamiento. Turing eligió lo segundo para poder seguir trabajnado, pero el tratamiento a base de estrógenos no era más que una castración química que le dejó grandes secuelas físicas. Al cabo de un año, desesperado, se suicidó con sólo 41 años comiendo una manzana envenenada con cianuro (aunque algunos, incluida su madre, pensaron que fue un accidente por lo descuidado que era Turing manejando productos químicos de su laboratorio).

    Lo más indignante es que, aunque Turing fue reconocido después por su logros en le campo de la informática, no fue hasta 2009 cuando el gobierno birtánico pidió perdon por el trato recibido durante sus últimos años de vida, y hubo que esperar hasta finales 2013 para que la Reina Isabel II le concediera el indulto a título póstumo por sus "terribles" crímenes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.