De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

jueves, 18 de junio de 2015

Sense8. La serie de los Wachowski


http://www.filmaffinity.com/es/film235499.html    Parece a que a la todopoderosa HBO le están saliendo algunos competidores en esto de producir series de TV. Uno de los más destacados de esos competidores es Netflix, que está jugando a todos lo palos: series dramáticas serias, series más ligeras, series de género,... de todo un poco.

     Sense8 no creo que pase a la historia por ser una de esas series sesudas, reposadas y que goza del favor de crítica y público, y tampoco creo que pase a la historia como una serie modesta y de culto. Pero la verdad es que no se le puede negar que es sumamente entretenida, que no es poco. Y además supone la incursión en la televisión de los hermanos Wachowski, que son sus creadores y que dirigen más de la mitad de los episodios.


     No sabría muy bien dentro de que género encuadrar esta serie, porque aunque en teoría es ciencia ficción, la verdad es que tarda bastantes episodios (como 7 u 8) en demostrarlo: antes bien podría ser del género fantástico, y desde luego de acción, bastante acción.

     El título es un juego de palabras en si mismo: pronunciado en inglés sonaría como sensate, que viene a significar “consciente”, pero el 8 es intencionado, porque ese es su número de protagonistas.


    Sense8 cuenta las historias entrelazadas de 8 personajes distribuidos por otras tantas ciudades de 4 continentes. Ocho personajes que aparentemente sólo tienen una cosa en común: son sensibles los unos a los otros. Están conectados de alguna manera, de forma que, aun sin conocerse ni haber oído nunca hablar los unos de los otros, de vez en cuando, uno de ellos puede sentir lo que siente el otro, ver lo que ve el otro. Por ejemplo, en una escena uno de los personajes, que escucha música con unos auriculares puestos empieza a oír los golpecitos que da otro de ellos a medio mundo de distancia. O bien oye los truenos y la lluvia de una tormenta cuando en su ciudad brilla el sol y en el cielo no hay ninguna nube.

     Claro que esto es sólo al principio, poco a poco empezarán a establecer contacto –virtual- entre ellos, a “visitarse”, podrán verse y hablarse, y ver y hablar lo que ve el otro como si estuvieran junto a él aunque físicamente estén separados por miles de kilómetros.

    Sun Bak es una chica coreana de aspecto apocado y frágil, hija de un importante empresario en cuya compañía –en Seul- trabaja como directiva,  junto con su hermano. Una mujer en un mundo corporativo de hombres a la que no parecen hacer mucho caso, sino más bien menospreciar bastante. Pero Sun no es tan frágil como aparente, en sus ratos libres le da por entrenar y practicar el kickboxing.

    Nomi Marks es una mujer que vive en San Francisco, junto con su novia Amanita. Ciberactivista, bloguera y orgullosa de su condición sexual, para mayor disgusto de su familia. Nomi nació siendo Mike. Así que para horror de su madre es una transexual que ahora ejerce de lesbiana, que tiene como novia una chica negra, y que en el pasado tuvo algún problemilla con la ley por hachear ordenadores del gobierno.

    Riley Blue es una DJ que vive en Londres, donde goza de cierto éxito en sus sesiones. Riley es islandesa, hija de un reputado pianista clásico, pero abandonó Islandia por algún trágico suceso que descubriremos a lo largo de la serie, para acabar viviendo en Londres, aunque parece que no rodeada precisamente de las mejores compañías.

     Will Gorski es agente de policía en Chicago. Hijo también de policía -con el que últimamente no se lleva demasiado bien- y acostumbrado a lidiar con los chicos del ghetto, también parece que en su pasado hay algún que otro “fantasma”, sobre todo con un caso que su padre no fue capaz de resolver cuando él era niño: el de Sara Patrell, una niña desaparecida.

Wolfgang Bogdanow en cambio es un ladrón de cajas fuertes. Originario del Berlín oriental, tiene raíces rusas, y también relaciones con la mafia local. Sueña con dar un golpe acompañado de su amigo y socio Félix,  en el que logre abrir limpiamente el modelo de caja fuerte que su padre –también ladrón y ya fallecido- nunca logró reventar. Pero sus otros socios puede que no estén demasiado de acuerdo.

Kala Dandekar es una chica de Bombai. Universitaria y religiosa, trabaja para una poderosa compañía farmacéutica india, cosa de la que se enorgullece pues siempre ha buscado más una carrera profesional que un marido, a pesar de las presiones de sus padres para que se case con un buen partido. Cosa que parece que va a ocurrir ahora, pues Rajan, el hijo del presidente de la farmacéutica está locamente enamorado de ella y ahora están prometidos.

Lito Rodríguez (curiosamente interpretado por Miguel Ángel Silvestre, el famoso “Duque” de la serie Sin tetas no hay paraíso) es un actor de telenovelas y de películas de acción en México. Es toda una superestrella, un latin lover al que los hombres envidian y las mujeres desean. Por mucho que la prensa rosa quiera adjudicarle romances y relaciones él siempre aparece acompañado de alguna mujer distinta cada vez es sus cenas y compromisos de sociedad. Claro que lo que no saben es que comparte un ático de superlujo con su amigo Hernando.
    Capheus, al que todos llaman Van Damme, su ídolo, vive en un suburbio de chabolas a las afueras de Nairobi. Trabaja como conductor de un matatu: uno de los muchos microbuses que –por un módico precio- transporta a la gente de los suburbios a la ciudad. La competencia entre los distintos matatu es feroz, y cada uno decora el suyo con colores chillones y diseños vistosos. Obviamente el de Capheus está decorado con imágenes de Jean-Claude van Damme. Cuando era niño, Capheus y su madre –que lo sacrificó todo por él- tuvieron que huir de su aldea, y ahora el debe cuidar de su madre, enferma de SIDA- y ahorrar dinero para comprar de contrabando las caras medicinas que necesita.

    Y así poco a poco comenzamos a conocer las vidas de todos ellos y su pasado a medida que sus propias vidas se van entrelazando y van siendo conscientes los unos de los otros y de que forman una especie de grupo (un cluster como lo llaman en la serie). Porque, con un poco de práctica, van descubriendo que pueden sentir lo que los demás sienten, saber lo que los demás saben y adquirir las habilidades que los demás tienen. De hecho lo que empieza siendo simplemente “visitas” a los otros y conversaciones con ellos, acaba convirtiéndose en que unos pueden “asumir el control” del otro, meterse dentro de él y hasta actuar como actuarían ellos, cosa a la que la serie saca bastante partido, sobre todo en las escenas de acción.

     Curiosamente entre los personajes secundarios tenemos a Jonas Maliki (al que interpreta Naveen Andrews, el iraquí de Lost) otro “sensate” que contacta con ellos para advertirles del peligro que corren y de que los están buscando para eliminarlos, y que será quien les vaya revelando información sobre su origen y su condición. Y también aparece brevemente Daryl Hannah, en el escueto papel de la misteriosa Angel (Angélica). De hecho la serie empieza justamente con su suicidio, cuando se ve desesperada y atrapada, y tras hacerle prometer a Jonas que “cuidará de ellos”.

    La verdad es que aunque pueda parecer una serie típica no trata temas típicos, sino que se mete en harina con cosas como la multiculturalidad, la política, la sexualidad (y la homosexualidad, o la transexualidad), la religión, etc. Probablemente te gustará si te gustan series como Utopía, o mejor aún Orphan Black, a la que creo que se parece más.

    Y sobre todo hay que reconocerle que los doce episodios de la primera temporada son francamente muy entretenidos, con un ritmo y una realización ágiles (sobre todo las escenas en las que interactúan unos con otros) con escenas de acción bien dosificadas, cierto sentido del humor (sobre todo la historia del actor Mexicano) y en la que casi ningún episodio aburre (salvo quizás uno, creo recordar que el noveno).

A ver que tal la continúan en la segunda temporada...



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.