De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

miércoles, 16 de septiembre de 2015

La Visita. Progresa adecuadamente


http://www.filmaffinity.com/es/film762377.html    Debe ser jodido eso de dedicarte al arte (al cine en este caso) y debutar (o casi, porque las anteriores no las conoce nadie) con una película que es un taquillazo, encandila al público e incluso a la crítica (o al menos a la mayoría). Pues eso es lo que le pasó al señor Shyamalan con El 6º sentido.  Y digo que debe ser jodido porque si pones el liston tan alto al principio casi seguro que todo lo que hagas después no va a estar a la altura.

    Pero una cosa es que no supere –o ni siquiera iguale- a tu primera obra, y otra empieces a caer en picado, pasando de hacer cosas mediocres a simplemente engendros como La joven del agua, Airbender o After Earth.

    Así que francamente no esperaba gran cosa de La Visita. Hace muchos años que dejé de esperar grandes cosas de Shyamalan. Más bien lo contrario: me esperaba otro auténtico bodrio.

    LaVisita es una película sencilla, barata (no debe tener demasiado presupuesto) y en general bastante efectiva.


    La idea de la que parte la película es más o menos esta: madre con dos niños adolescentes que se peleó con sus padres y abandonó su hogar para casarse con el amor de su vida, amor que la abandonó con los niños, por lo que casi los crió sola. Niños que no han conocido nunca a sus abuelos, dado que la madre lleva 15 años sin hablarse con ellos. Abuelos que quieren conocer a sus nietos, se ponen en contacto con la madre y finalmente acuerdan que los niños les hagan una visita de una semana a su granja. Y así de paso la madre aprovecha para tener un poco de vida propia e irse de crucero con su actual novio.

    Hasta aquí bien. Esta es la excusa para tener a los niños separados de la madre y viviendo en una remota granja en el campo con dos encantadores ancianitos en el campo durante una semana.

    Y al principio así parece: la yaya y el yayo son viejecitos encantadores que quieren conocer a sus nietos y los niños –que aparecen bastante más maduros de lo que deberían, la verdad, sobre todo la niña- que están encantados con la idea.
    Pero a lo mejor no todo es lo que aparenta y los encantadores ancianitos no son tan encantadores...

    La verdad es que visto el trailer me daba la impresión de que esto iba a ser una especie de historia de terror a lo Hansel y Gretel (la escena de la abuela pidiéndole a la nieta “cariño, ¿te importaría meterte en el horno para limpiarlo?” me parecía que apuntaba hacia algo así).

    Pero lo cierto es que es algo distinto a eso. Sí, es una película de terror. Sí, da miedito en algunos momentos, o más bien sustos: creo que es más efectiva dando sustos que creando un clima “desasosegante”. Y sí, pasan cosas raras y  los viejecitos empiezan a no parecer unos abuelos normales.

    Pero también hay bastantes toques de humor. No lo calificaría exactamente de humor negro, pero si que hay humor, lo cual es arriesgado, porque ¿hacer una comedia de miedo?

   Normalmente cuando intentas esto te sale una comedia simplemente, pero con estética gore. Aquí el humor está lo suficientemente dosificado (lo pone siempre el niño, el menor de los hermanos) para que predomine la parte de terror.

    Lo peor para mi gusto es eso de usar la técnica del “metraje encontrado” o de “falso documental”.

    Porque se supone que todo lo que vemos es lo que la hermana mayor (que como dije no me parece demasiado creíble, para una niña de 15 años) va rodando con sus cámaras, porque quiere hacer un documental sobre su madre y sus abuelos.

    Creo que esto está demasiado visto, sobre todo en este género: ya han pasado muchos años desde La bruja de Blair, hombre. Pienso que esto lastra bastante la historia, sobre todo al principio: a mi me costó muchísimo entrar y que empezara a interesarme, más allá de la niña pedante y las patochadas del hermano, pero bueno, allá cada cual...

    Creo que las películas de Shyamalan tienen dos características, dos sellos marca de la casa: uno es la virtud de “crear ambiente” o “clima” (o como quieras llamarles) en los que tras una aparente normalidad hay algo desasosegante.

    Y la otra característica es tener un giro de guión sorprendente al final. Algo que nadie se espere (bueno, salvo los más listos, pero curiosamente se estropean ellos mismos la diversión) le de un giro a la historia y coja a traición y sorprenda a los espectadores.

    Cuando las dos cosas están presentes (El 6º sentido, El Bosque), al señor Shyamalan le sale una buena película, mejor o peor pero buena. Cuando no tienen la sorpresita final, para mi gusto la cosa queda algo coja, pero hay que reconocerle que creando esas atmósferas si que logra mantener la película (por ejemplo en Señales).

    Esta película tiene las dos cosas: si que introduce lo fantástico y lo anormal en lo real y cotidiano de forma que recuerda a sus primeras películas. Y también tiene un giro de guión sorprendente para intentar pillar desprevenido al espectador. Es verdad que mientras más cerca del final de la película esté este giro, más epatante y efectivo resultará, y que aquí no está justo al final, y que puede que sea más “predecible” que en otras ocasiones, pero bueno, logra su función.

    Además de la técnica de la cámara en mano y el documental hay algunas otras cosas que no me gustan: ya he mencionado que la niña me resulta bastante pedantilla y sabelotodo. Pero tampoco me gusta la escena del final. No me refiero a la de los créditos, eso se lo perdono, (porque tengo que reconocer que las gansadas humorísticas del niño me acabaron haciendo gracia) sino a la parte dramática y a la “moraleja”.

    Sin embargo, en general, y sin ser para tirar cohetes, se deja ver bastante bien, y aunque está muy lejos de las mejores de películas de Shyamalan, también está a años luz de las peores, así que si vale para que recupere la senda, bienvenido sea...




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.