De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

sábado, 12 de diciembre de 2015

Show me a hero... y te escribiré una tragedia


http://www.filmaffinity.com/es/film803687.html
Esta es una de esas series que probablemente solo se pueda permitir el lujo de abordar la HBO, dados los enormes recursos con los que cuenta la cadena. Y no porque sea excesivamente cara de producir (que no lo es), sino por la temática que trata.

Sólo la HBO puede plantearse intentar hacer una serie de calidad de un tema aparentemente tan poco comercial: ni policías, ni detectives, ni superhéroes, ni fantasía,...: un docudrama basado en hechos reales que ocurrieron hace menos de 30 años.

Y la verdad es que no es sorprendente que sea  David Simon el creador de esta serie. Para los que no os suene de nada este señor: es el creador de la majestuosa The Wire. Pero luego demostró que dejando de lado el tema de los policías, los traficantes de drogas y demás podría hacerse también una buena serie, de temas sociales, y le salió Treme.


Show me a hero es una miniserie, cerrada, con principio y fin (lo cual se agradece) de tan solo seis episodios de duración, que cuenta un hecho que aparentemente tiene muy poco que contar (pero para eso está la maestría de David Simon):

Yonkers es una ciudad mediana al norte de su enorme vecina Nueva York, inmediatamente limítrofe con aquella; casi podría haberse convertido en parte de la ciudad (de hecho sus habitantes lo rechazaron por votación). A finales de los años 70 era una zona habitada mayoritariamente por clase media: blancos de ascendencia europea: irlandeses, polacos,... No ricos, pero bastante lejos de la población de hispanos, latinos y negros de su vecino el Bronx, por ejemplo.

A finales de los 80, la alcaldía quería usar fondos federales para un plan de renovación urbana, limitándose solo al centro (zona blanca y de clase media), pero asociaciones por los derechos civiles de los negros se opusieron pues creían que concentrar a la población negra y pobre en zonas concretas no ayudaba a la integración, sino que perpetuaba la pobreza y los convertía en foco de delincuencia.

Los negros y latinos pobres ocupaban bloques de pisos públicos, construidos con dinero público y con un alquiler muy bajo (los famosos “projects”, que si habéis visto The Wire os sonarán mucho). La realidad es que los grandes bloques con zonas comunes no cuidadas se iban degradando: pintadas, vandalismo, basura,... y al final los projects eran un foco de delincuencia y tráfico de drogas.

Esto lo sabía todo el mundo: los que vivían allí pero también los habitantes de clase media que vivían en barrios residencias, y por supuesto la alcaldía y las asociaciones de derechos civiles. La novedad en el caso de Yonkers fue que un juez federal condenó a la ciudad de Yonkers a construir viviendas sociales, para alquilar a los pobres, pero siguiendo otro modelo: en vez de grandes bloques concentrados en un área, casas unifamiliares dispersas por los barrios de clase media; en vez de muchas zonas comunes (que no son de nadie y por tanto nadie cuida y todos ensucian) casitas con un jardín trasero y otro delantero para que cada uno se sienta responsable de lo suyo y lo cuide.

Y aquí fue donde se armó: nadie en Yonkers quería eso, porque todos sabían que si te ponían una casa de protección oficial en tu barrio, como poco el valor de la tuya iba a a bajar, y como mucho ibas a tener que compartir barrio con un negro o un latino, con sus trapicheos de drogas y demás.

Y esto es lo que cuenta realmente Show Me a Hero: el tema social que tanto le gusta a David Simon, de los negros, hispanos y demás ... No todos delincuentes, no todos traficantes, sino gente normal que ve con esperanza la posibilidad de mudarse a un buen barrio a una casa menor... Y por otro lado el conflicto con la buena gente blanca, la clase media trabajadora,... pero llena de prejuicios puede que no tan infundados conociendo las experiencias previas con las viviendas públicas de alquiler bajo.

Ese es el fondo, el que verdaderamente interesa a Simon. Sin embargo en esta ocasión, a diferencia de Treme, por ejemplo, no es una serie coral. Aquí hay un protagonista: Nick Wasicsko (grande la interpretación de Oscar Isaac), un joven concejal del ayuntamiento, blanco, católico, de origen polaco. Cuando empieza la crisis de la vivienda él se opone a la decisión judicial, como todos, y se presenta a las elecciones convirtiéndose en el alcalde más joven... sólo para darse cuenta que se a metido en un avispero y que le va a tocar lidiar con un verdadero problema, porque lo que pasó en Yonkers en 1988 (y por lo que la ciudad se dio a conocer en los Estados Unidos) fue que los recursos judiciales no le dieron la razón al ayuntamiento: había que construir las viviendas para pobres. 


Pero el gobierno local, fragmentado, no lograba ponerse de acuerdo para elegir las zonas en las que se iban a ubicar: nadie quería en su distrito a negros e hispanos traficando con drogas... La población se oponía los concejales se oponían, y finalmente el tribunal condenó al ayuntamiento por desacato a pagar una multa diaria que –comenzando en 1 dólar-  se iría doblando cada día, hasta que la ciudad (o sea los concejales con su alcalde al frente) aprobaran y pusieran en marcha un plan de urbanismo... o hasta que la ciudad quebrara a las pocas semanas (las multas se duplicaban a diario) y no pudieran pagarse los servicios básicos.

Y con eso es con lo que le toca lidiar al nuevo alcalde, ese es el dilema: ¿cumplir lo que prometió a sus electores y arruinar la ciudad? ¿Hacer lo debido aunque incumpla sus promesas electorales y le cueste caro en la reelección?

En definitiva, una serie difícil de hacer, o mejor dicho difícil de hacer bien, interesando y sin que aburra. Una historia compleja, en la que nadie es ni bueno ni malo completamente. En la que no hay ni héroes ni villanos. Como dice un personaje (un periodista concretamente) cuando alguien se refiere al alcalde como un verdadero héroe de que nadie se va a acordar: “muéstrame un héroe y te escribiré una tragedia”.

Para los amantes de The Wire: no es The Wire, pero también tiene a Clarke Peters (que interpretaba a Lester Freamon).
Para los amantes de Treme: hay multitud de historias pequeñitas y secundarias como en  aquella serie: la de la madre dominicana que lucha por traer a sus hijos desde su país a vivir con ella, la de la señora negra que se está quedando ciega, la de  Mary Dorman (también muy bien la interpretación de Catherine Keener) propietaria y activista en contra de las viviendas municipales, la de la amiga aunque rival política del alcalde, interpretada por  una casi irreconocible Winona Ryder)...
Y para los amantes de Bruce Springsteen: la banda sonora está hecha a base de canciones del boss, del que el personaje del alcalde es fan...
¿Qué más se puede pedir? Muy recomendable.

 

2 comentarios :

  1. Hola, no conocía tu blog y me parece muy interesante. Me he aficionado últimamente a las series, y, aunque algunas ya las he visto o estoy en ello, estoy cogiendo ideas de series que recomiendas, como ésta que comentas. Me quedo un poco por aquí cotilleando. Te sigo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, Pilar. La verdad es que últimamente lo tengo muy abandonado y hay por cuatro o cinco series que tengo pendientes de comentar. Un saludo

      Eliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.