De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

domingo, 10 de abril de 2016

El Infiltrado. El gerente de noche.

http://www.filmaffinity.com/es/film736248.html
Pese a la enorme fama y éxito del que gozan sus novelas, a mi particularmente nunca me ha gustado demasiado el estilo de John LeCarre, no ya tanto por el tema general (espías rusos y americanos durante la guerra fría) sino por como está escritas.

Sin embargo, con la caída del muro de Berlín y el desmembramiento de la Unión Soviética este hombre se tuvo que reinventar un poco a si mismo, y empezó a escribir novelas, también de espías eso si, pero no ambientadas en la guerra fría. Debo confesar que no he leído ninguna, pero si tenía que juzgar por las adaptaciones al cine (como por ejemplo El sastre de Panamá) no me esperaba gran cosa de Elinfiltrado. Claro que también hay otras como El jardinero fiel que parecían sugerir lo contrario.

The Night Manager fue la segunda novela que LeCarre escribió después del fin de la guerra fría, y con temas parecidos pero ambientaciones distintas.


La novela original se ambienta a principios de los noventa, en una trama de tráfico de armas y drogas con los cárteles sudamericanos. En la adaptación para TV la han puesto un poco al día: ahora se trata de tráfico de armas a Siria.

De hecho la serie empieza en El Cairo un poco antes, en plena primavera árabe, donde vemos a su protagonista, Jonathan Pine (un antiguo soldado británico), trabajando ahora como gerente o director de noche de un lujosos hotel.

No me resisto a comentar el tema del cambio de título, bastante inoportuno para mi gusto. El original es precisamente ese: el gerente nocturno, o el director de noche. Un buen título, que no cuenta nada y que hace que te preguntes durante todo el primer episodio de la serie (que actúa casi como un episodio piloto pues es muy independiente en la trama del resto, y parece que tiene poco que ver) de que va a ir esa historia que te están contando.

Pero en España que son más listos que nadie han decido llamarle “El Infiltrado”. Toma spoiler en el propio título. Porque sí, amigos, esta serie lo que cuenta es cómo Pine acaba infiltrándose en la organización criminal de Richard Roper, un poderoso traficante de armas. Por lo menos no os voy a desvelar cómo, y sobre todo por qué un gerente del turno de noche de hotel acaba haciendo de topo en una organización de traficantes de armas.

Realmente empecé a ver la serie precisamente por el malo, por Roper; o más bien por quien lo interpreta: Hugh Laurie, más conocido antes por el Doctor House. Aquí no hace de cínico maleducado.

Aquí es todo un dandy británico, rico, de gustos caros, con una rubia florero a su lado (Jed, que será un personaje que cobrará más importancia a medida que avance la trama), que viaja en jets privados, se aloja en hoteles de cinco estrellas y vive en un chalecito en Mallorca (eso me resulto curioso, al parecer en la novela es en alguna isla caribeña).

La verdad es que Laurie lo hace bien en el papel de malo frío, cínico y bastante hijo de...

Una de las consecuencias colaterales de haber cambiado los escenarios donde se ambienta la serie y que uno de ellos sea España, es que ahora, uno de los personajes (un abogado corrupto llamado Juan Apóstol) ahora es español, y para mi sorpresa cuando vi la serie es nade manos que Antonio de la Torre.

Al final, lo que tienes es lo que podrías esperar de en una trama de espías con topos infiltrados: la inteligencia británica (el MI5 y el MI6) la CIA norteamericana, traiciones, la incertidumbre continua de si el malo sospecha más de lo que parece del bueno y lo ha descubierto aunque lo deja hacer (la verdad es que el suspense está bastante logrado en algunos episodios),... y también la sospecha de que mientras tu tienes un topo infiltrado en la organización de Roper, quizá el poderoso Roper también tenga algún topo infiltrado en al inteligencia británica o norteamericana.


Otra cara reconocible es la de Olivia Colman, que aquí es Burr, la jefa del servicio de inteligencia que capta a Pine y lo infiltra en la organización de Roper, pero que a los seriéfilos les sonará mas por se la policía de pueblo de la magnífica Broadchurch.

Entre los puntos negativos... bueno, quizás los actores no estén todo lo aprovechados que podrían haberlo estado, a excepción de Hugh Laurie, y no me acabo de creer del todo la relación entre Pine y Jed, la chica florero de Roper, aunque si que están bien contados los motivos de ella, su vida anterior, y cómo ha llegado a ser la pareja de Roper. También puede que el final sea un poco convencional, o incluso casi esperado...

Pero en general hay que reconocerle a la serie una factura impecable, al fin y al cambo estamos ante una producción de la BBC, pues se trata de una serie británica, aunque dirigida por una danesa: Susanne Bier (que ha dirigido algunas películas interesantes como Cosas que perdimos en el fuego o En un mundo mejor, que se llevó el Oscar a la mejor película extranjera).

También es de agradecer el hecho de que se trate de una serie cerrada: nada de primeras temporadas que luego se irán alargando y alargando y perdiendo calidad hasta que alguien decida cancelarlas. No, aquí es una historia completamente cerrada, que empieza y termina dentro de los 6 episodios de una hora de duración de los que consta la serie, porque además esa es otra de sus cualidades: realmente es una miniserie.

En general muy interesante, recomendable  y bastante buena, son seis horas que merece la pena dedicarle.


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.