De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

domingo, 21 de mayo de 2017

Alien Covenant: Lo tiene todo... pero...

https://www.filmaffinity.com/es/film977728.html
Bueno, pues ya está aquí, ya llegó. Una más de la serie Alien (y sólo quedan dos, si no se arrepienten). Puff, a ver... ¿por donde empiezo? Vamos a dejar claras algunas cosas:

Para empezar, tengo que decir que me gusta la serie Alien. En general debo decir que es una de las sagas cinematográficas que más interesantes me parecen, y es mejor que la mayoría de las sagas.

En segundo lugar creo que la única que verdaderamente es una obra maestra del cine es la primera de ellas: Alien el 8ª pasajero. Marcó un hito y puede estar en cualquier lista de las no-se-cuantas mejores películas de la historia del cine.

¿Y las demás? Pues hay de todo como en botica: buenas, regulares y malas. Si, la segunda, Aliens era buena, pero el salto de calidad de verdad está en la primera.

¿Y entonces donde queda Alien Covenant?


Bueno, hagamos un poco de historia: cuando Ridley Scott era un director serio, hacía una película, la estrenaba, le salía bien, mal o regular, y a otra cosa: se iba a hacer algo distinto. Y así le salían obras maestras del cine como Blade Runner, peliculones como Telma y Louise, buenas películas de entretenimiento como Gladiador o Black Hawk Down, peliculitas pequeñas pero resultonas y agradables como Los Impostores, castañas insufribles como La Teniente O’Neill,.. en fin, lo normal.

Así que cuando hizo Alien, se olvidó de la saga, perdió el control de la misma, y otros –empezando por el señor Cameron- se encargaron de continuarla, ir creando la mitología, y de paso de irle bajando el nivel. Pero se ve que hace unos años el amigo Ridley decidió volver a coquetear con el tema: y le salió Prometheus:  no... no es una película de la serie Alien”, “se desarrolla en el mismo universo pero no es una continuación...”, “comparte cadenas de ADN –por así decir- con Alien,...  ¡Tonterías! Era una precuela en toda regla.

Pero como tuvo bastante éxito, el amigo Ridley decidió no parar ahí, dejarlo estar. ¡No!, planteó la secuela definitiva de Prometheus que sería la precuela definitiva de Alien. ¿por qué definitiva? Porque en lugar de ser una película puente entre ambas, sería una trilogía de películas que hicieran de puente. Ahí es nada: mientras el cuerpo aguante y la gente pase por taquilla...

La parte positiva es que la gran cantidad de preguntas sin respuesta que se planteaban en Prometheus pueden ser respondidas en esta secuela-precuela-extendida. El gran inconveniente de Alien Covenant es que es una película puente, y eso se le nota, y mucho. Le pesa.

Tenemos nueva nave (la Covenant), tenemos nueva tripulación (esta vez más numerosa, claro, si sólo hay 7 pasajeros tienes que ir cargándotelos con cuentagotas o te quedas sin película muy rápido), tenemos nueva misión (transportar miles de colonos en hibernación y embriones criogenizados) para colonizar otro planeta,...

Lo que pasa es que –a diferencia de Prometheus- en donde había cosas nuevas (luego le saldría peor o mejor, pero había elementos e ideas nuevas) aquí no es así, aquí todo suena ya ha visto antes.

Empezando por el principio: Fassbender haciendo de sintético una vez más, de hecho la primera escena es una especie de prólogo anterior incluso a Prometheus en el que se nos muestra a Weyland cuando el androide David cobra vida: ¿os acordáis que había dicho que era una película puente? Bueno, pues eso, tiene que enlazar con las dos, con Prometheus por un extremo pero con Alien por el otro.

¿Y como enlaza con Alien?, pues reuniendo todos y cada uno de los elementos que tenías en Alien y desarrollando la historia en el orden previsible en el que piensas que deben ocurrir las cosas: la tripulación en hibernación es despertada, hay una señal misteriosa proveniente de un planeta misterioso que hasta ahora no había visto nadie,... ¡venga!¡vamos! ¿qué nos cuesta? Damos un rodeo y bajamos a echar un vistazo...

Y los xenomorfos, claro, que empiezan a hacer de las suyas, y la tripulación, que van cayendo uno a uno como moscas... Los xenomorfos ya no son tan “raros” como los de Prometheus,... si, ya si que empezamos a ver al “bicho” como lo conocíamos.... joder, si incluso aparece nuestro viejo conocido el abrazacaras como en la primera de la serie. Eso sí, ahora no sólo hay que preocuparse porque el bicho te reviente el pecho para salir... ya puede salir por donde sea.

Si en Alien el amigo Scott metió elementos novedosos en la ciencia ficción (la nave no estaba inmaculada, como el acero inoxidable, no; estaba roñosa, y sucia, era opscura y había grasa. La tripulación no eran todos cadetes espaciales honorables con el uniforme limpio y siempre dispuestos, no: estos tíos eran camioneros espaciales, y al de mantenimiento no le hacía gracia tener que bajar a mancharse las manos arreglando no se que le hubiese ordenado el capitán,..) pues en Alien Covenant también intenta innovar en algunas cosas: por ejemplo es la primera vez que veo en una peli ce ciencia ficción de las grandes a dos personajes que son gays, y además son pareja, abiertamente.

Pero las innovaciones son poca cosa.  La serie de homenajes/autoplagios llega hasta el extremo de que nuevamente la heroína es una mujer, como la teniente Ripley. Una mujer que no es la capitana, pero que es la que tiene que acabar haciéndose cargo de la situación, como la teniente Ripley. Bueno como Ripley no hay ninguna, pero vamos que Daniels lo intenta...

Hasta en la música, se oyen continuamente los acordes que recuerdan a la banda sonora  de Jerry Goldsmith para la primera película.

Bueno, pero al final, ¿es buena o es mala película? Pues depende. Si odiaste Prometheus porque no estaba a la altura de tus expectativas, esta te va a decepcionar aún más. Si odiaste Prometheus porque se apartaba demasiado del molde “película-de-Alien” esta la verdad es que se acerca más al canon.

Prometheus era un soplo de aire fresco en tanto en cuanto pretendía explicar el origne de la historia, el porqué de muchas cosas: qué era Alien, quién o qué lo creo, quienes eran los ingenieros,... Era una película compleja, llena de alegorías y que desarrollaba toda una complicada mitología. Pero fallaba en que era demasiado “oscura” demasiado “abstrusa”, no se tomaba demasiado la molestia en explicarte las cosas, simplemente te daba pistas,... y a su vez planteaba más preguntas aún que quedaban sin respuesta... algunas se contestan aquí, en cierta medida, y supongo que que se irán contestando en las dos secuelas-precuelas que quedan...

Alien Covenant no es peor que Prometheus, ni peor que alguna de las películas de la saga original... Porque mira que hay alguna mala... y eso que a mi me gusta hasta la 3ª, que a nadie le gusta, porque por lo menos Fincher intentó hacer algo nuevo: después de la sobre-saturación de armas y disparos de Cameron en Alien 2, Ficnher plantea como cargarse al monstruo sin armas: sitúa la acción en una prisión donde no hay armas y lo que tienes son muchos corredores, pasadizos y puertas que se abren y se cierran...

Bueno, pero no nos vayamos por las ramas y volvamos al lío. Decía que Alien Covenant no es peor que algunas de las pelis de la serie. Es una película muy digna, muy entretenida y muy bien hecha en cuanto a efectos, fotografía y demás. Eso si, ni de coña da miedo ni acojona: para eso no puedes enseñar el monstruo a la primera de cambio, para eso tienes que hacer como se hizo hace cuarenta años: nunca llegas a ver realmente a Alien hasta el final, ves un trocito, entre sombras, algo moviéndose muy rápido...

Pero los acontecimientos de la historia se desarrollan como te esperas y en el orden en que te los esperas. Eso si, todo va muy deprisa, tanto que cuesta bastante mantener la verosimilitud: ¿cuánto tarda en desarrollarse el alien y salir ya crecidito del cuerpo desde que te infectan unas simples esporas? ¿horas?... Todo suena ha ya visto (porque de hecho ya lo has visto antes) no hay sorpresas,... y la única sorpresa que hay, el giro sorprendente de guión, te lo ves venir tan de lejos y con tanta antelación que pierde todo su efecto.

En fin que es una película que tiene todo lo que cabría esperar que debe tener una película de la serie Alien, y todo lo que cabría esperar de una película de la serie Prometheus, pero aún así...

Amigo Ridley, dedícate a proyectos distintos, innova, que entonces es cuando te salen grandes películas (o regulares o malas, pero también peliculones) y no insistas más en lo mismo... Y por favor ¡mantente alejado de Blade Runner 2049 todo lo que sea posible!




1 comentario :

  1. Peazo de reseña de la peli Alfredo. Tengo que verla!!
    Besos!

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.