De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

miércoles, 26 de julio de 2017

Dunkerque. Vamos a la playa…


https://www.filmaffinity.com/es/film895384.htmlA finales de los 90 surgió un pequeño grupito de directores que, a mi personalmente, me parecieron, si no los renovadores del cine, sí al menos la muestra de lo que podría ser la nueva generación, y desde luego los mejores directores de principios del siglo XXI.

Vamos a ver… no me malinterpretéis, no es que gente como Spielberg no siguiera haciendo bunas películas… pero esta gente ya llevaba dos o tres décadas haciéndolas. Me estoy refiriendo a “nuevos” directores.

Eran gente como M. Night Shyamalan, como David Fincher o como Christopher Nolan, que con películas como El sexto sentido, Seven o Memento no sólo lograban llenar salas, sino que además cosechaban muy buenas críticas.

Poco después Shyamalan entraba en picado en una espiral descendente, de la que parece que no ha logrado salir, pero Fincher y Nolan continuaron haciendo películas, y por lo menos en el caso de Nolan, cada vez mejores.


Así que me convertí en fan absoluto de Nolan y no falto desde entonces a ninguno de sus estrenos. No me importa de que vaya la película: ciencia ficción, superhéroes, thriller,… nunca he faltado.

Por lo tanto cuando se anunció que iba a rodar una película bélica, no dudé en apuntármela y esperarla con ansia.

Y llegó Dunkerque… La historia de cómo los ingleses tuvieron que recatar a más de 300.000 soldados (tanto ingleses como franceses) de las playas de esa francesa, cuando ya Francia había caído ante Hitler, y mientras tenían a los alemanes rodeándolos y pisándoles los talones.


La verdad es que la historia prometía. Es un poco como la primera parte de Salvar al soldado Ryan, pero a la inversa. En vez de la épica de tener que desembarcar y tomar una playa que va a estar defendida hasta los dientes, la angustia de tener que esperar a que te rescaten, mirando al mar mientras que sabes que a tus espaldas el enemigo se acerca.

Te da mucho juego, al verdad: los que esperan, los que logran embarcar solo para que su barco sea hundido por un submarino  o por un bombardero, los que parten de la costa inglesa al rescate, para ir hacia la playa francesa que tienen en frente… Luego resulta que la historia real dice que el rescate se llevó a cabo con barcos militares y con barcos mercantes (muchos) requisados por la armada, no por embarcaciones de recreo particulares con sus dueños al timón… pero claro, queda mucho mejor en pantalla los barquitos de vela navegando por el canal.


Nolan tiene oficio, y eso se nota, pero también hay que reconocer que la sombra de Salvar al soldado Ryan es alargada, muy alargada, y que estableció la vara de medida contra la que toda película bélica posterior (y más si es de la Segunda Guerra Mundial) se va a medir.




En el apartado técnico está muy bien: esa fotografía apagada, ese montaje de sonido,… incluso la música de Hans Zimmer, aunque a mi particularmente no me ha parecido de sus mejores bandas sonoras (me recuerda demasiado en algunas cosas a la de El caballero oscuro, y no estoy del todo seguro que sea la que mejor le viniese a la película).

Pero no sólo de técnica se hace una película. Tiene que haber historia (que te atrape), personajes (con los que puedas identificarte o los que puedas detestar),… Y aquí para mi gusto la película flojea bastante.

Se entrelazan tres o cuatro historias diferentes (la del soldado que intenta escapar a toda costa, la del pilo de la escuadrilla de la RAF, la del civil (y su hijo) que decide partir con su barquito de recreo hacia las playas francesas para ver si puede rescatar a unos cuantos soldados…) y el montaje de la película va alternando escenas de cada una de ellas.

Pero la verdad es que no logras que ninguna realmente te atrape. Te empieza a dar un poco igual quien se salva, a quien le hunden el barco, o quien muere en la playa esperando.

Realmente ningún actor remonta demasiado el vuelo, ni logra transmitir gran cosa, ni Cillian Murphy (que tiene un papel en el que se podría haber lucido), ni Tom Hardy, ni siquiera Kenneth Branagh…

Se supone que la película debería lograr una especie de “experiencia inmersiva”, que debería lograr que te sintieras angustiado por estar atrapado en una playa con los alemanes a tu espalda mientras que, al frente, los barcos no acaba de llegar… y en algunos momentos si lo consigue.

Pero, repito, esto no es la primera media hora de Salvar al soldado Ryan. Ni siquiera las escenas de la ascensión a Hacksaw Ridge de Hasta el último hombre (que dicho sea de paso me parece bastante mejor película que esta).

Echo de menos alguna escena de combate en la retaguardia con los alemanes, donde los franceses les estaban guardando las espaldas a los que estaban atrapados en la playa, pero bueno, también creo que esto es intencionado: a los alemanes nunca se les ve: están ahí como una especie de presencia ominosa y amenazadora.

Y también me parece que algo de efectos CGI tampoco habrá estado mal: ¡hombre! Se supone que en aquellas playas había más de 300.000 hombres… no digo que haya que enseñarlos a todos, pero enseñar tres o cuatro hileras o columnas de soldados haciendo cola disciplinadamente… no para subir a un barco: barcos no hay simplemente esperando, con los primeros metidos en el agua hasta las rodillas, y varios kilómetros de mar por delante. En fin, no sé, quizás haber “clonado”  un ejército usando la magia de los efectos tampoco hubiese estado mal del todo

Incluso en al apartado técnico creo que también tiene sus fallitos: por ejemplo, mientras la cámara enfoca a la playa y al mar, a los barcos y a los aviones, todo va bien. Pero en un par ocasiones que los que la cámara enfoca “hacia atrás”, vemos la primera línea edificios de Dunkerque… y creedme: esos bloques de pisos en primera línea de playa no son edificios de los años 30… son bloques de pisos como poco de los 70 u 80, a los que sólo les falta los aparatos de aire acondicionado saliendo de las fachadas…En fin, un poquito de retoque para eliminar las huellas del presente y que parezca que estás filmando un escenario de hace 70 años tampoco hubiese estado mal.

¿Es recomendable? Bueno, si te gusta el cine bélico, la Segunda Guerra Mundial, y demás, definitivamente sí. ¿Es aburrida? Bueno, yo particularmente no me aburrí (la verdad es que tampoco es muy larga, no llega a las dos horas). Pero lo que si creo que es es decepcionante.
 


1 comentario :

  1. Bueno, hombre, a los alemanes no se les ve, porque tampoco se les espera. Los alemanes con su candidez de principios de guerra pretendían ganarse a los ingleses no atacándoles.
    la guerra relámpago, ¿les suena? les recomiendo a Felipe Botaya para una aproximáción al asunto en su magnífico blog, "por su propia seguridad"

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.