De que va todo esto

¿De qué va todo esto? Este blog no pretende ser más que un conjunto inconstante (espero que no incoherente) de opiniones surtidas. Pero recuerda:
"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta."

martes, 12 de septiembre de 2017

It. Tu también florarás...

https://www.filmaffinity.com/es/film312346.html
En general, y hasta que llegó Frank Darabont, las adaptaciones al cine de historias de Stephen King han sido bastan te irregulares. Sí, es cierto que hay algunas buenas (estoy pensando por ejemplo de Carrie (la primera, de Brian DePalma) o en El Resplandor (de Kubrick), aunque ninguna de las dos me llega a convencer del todo, o incluso en Misery.

Pero quitando estas honrosas excepciones, las adaptaciones de novelas de King al cine suelen dar pena. Hasta que llegó Darabont, que con Cadena Perpetua, Lamilla verde, y luego en menor medida con La Niebla, demostró que se pueden hacer grandísimas películas basándose en sus obras.

Curiosamente creo que las mejores adaptaciones de King, aquellas en las que la película supera a la literatura, parten de novelas “menores” (no malas, pero si que es verdad que no de las importantes) de King.

Así que la adaptación de It, en principio partía con todas las papeletas para ser una más del montón, sobre todo teniendo en cuenta que It es de las mejores novelas de Stephen King (para mi gusto, de hecho, es lo mejor que ha escrito nunca).



Además ya había tenido una adaptación más bien mediocre (el It de 1990, aunque es verdad que era para TV: una miniserie de 3 horas dividida en dos capítulos, en el que se notaban que la falta presupuesto para lograr el efecto buscado).

Curiosamente, mientras que con La Torre Oscura se han gastado una millonada en promoción previa, y durante meses nos han bombardeado con anuncios, promociones y demás publicidad variada de la película para al final obtener un resultado más bien mediocre y (para muchos) completamente decepcionante, el caso de It es el contrario: sin hacer mucho ruido (salvo justo al final), sin grandes excesos promocionales, la película ha acabado llegando, y el resultado es bastante más que decente.

Un director más bien desconocido (Andrés Muschietti había dirigido Mamá, que no estaba del todo mal, pero a la que se le notaba que era un corto alargado, y eso le pesaba), y un reparto completamente desconocido, han acabado dando como resultado una película entretenida y que respeta bastante bien el espíritu de la obra original.

Un poco de contexto (para quien no se haya leído la novela): Derry es un aburrido pueblecito de Maine (esos que retrata tan bien Stephen King) en el que nunca deberái pasar nada salvo que pasa, aunque pocos presten atención. Cada 28 años, hay una especie de oleada en el que aumenta el número de crímenes, y el de desastres y accidentes que provocan muchos muertos, y sobre todo empiezan a desaparecer niños y a desvanecerse sin dejar rastro. Esto se prolonga durante algunos meses, más o menos un año, y luego la cosa vuelve a calmarse, durante otras tres décadas, en los  que la gente parece olvidarse del horror.


La historia lo que cuenta es uno de estos ciclos, desde el punto de vista de un grupito de niños, un grupito de siete que se forma y acaban siendo amigos y enfrentándose al horror. Más que (o mejor dicho, además de) una historia de terror es una historia de amistad entre un grupo de niños (creo que en el original tiene 11 o 12 años) en un mundo de adultos que parece no estar muy consciente de lo que pasa, y enfrentándose tanto al horror cotidiano (la pandilla de matones) como al extraordinario, al que ellos llaman It, que se tradujo como “Eso” (aunque quizás la traducción más correcta sería “Ello”) a falta de un nombre mejor, y pro que no saben lo que es exactamente.

Eso parece tener predilección por los niños, y adopta varias formas, en general la de aquello que los aterroriza (con lo cual es distinto para cada uno) o la de aquello que pueda servir para atraerlos.

Y su encarnación mas icónica es la de un payaso: Pennywise, el “payaso bailarín”. Ni que decir tiene que este Pennywise está muchisimo más logrado que el de la adaptación de 1990 (que parecía más un Ronald McDonald cualquiera).

Realmente, si habéis leído suficientes historias de King, os sonará el tema del grupito de amigos durante la infancia. De hecho “Cuenta conmigo” (o mejor dicho el cuento en el que se basa (El cuerpo) fue como una especie de ensayo general para el grupo de “perdedores” de It.

Lo de “perdedores” es el nombre que ellos mismos se auto-adjudican: el club de los perdedores, porque son el grupito de inadaptados o incomprendidos, esos que no son populares, ni son la pandilla de matoncillos del colegio.


Y la composición del grupo lo refleja: está Bill, el líder, pero que además es el tartamudo, Ben, el segundón, pero que además es el gordo y el empollón del grupo, Mike, el negro (no debe ser fácil ser negro en un pueblo de nueva Inglaterra donde la mayoría de la población es blanca), Stan el chico judío (otra minoría), Eddie, el niño enfermizo (tiene asma) e hipocondríaco asfixiado por una madre sobreprotectora, Ritchie, el bocazas y graciosillo del grupo (al que su capacidad para siempre una réplica mordaz y no saber cerrar la boca le ha causado más de un problema con los chicos mayores), y Beverly, una niña (la única del grupo, lo cual no es demasiado raro pues a esa edad de 10 o 12 años las pandillas de chicos no suelen estar muy interesados en las niñas) con un padre abusivo y maltratador.

Mira que es difícil encontrar un reparto con niños, que sean creíbles, o que al menos no te den ganas de estrangular por repipis, pero la verdad es que en la película si está bastante conseguido, especialmente el papel de Beverly, que sería eso que los americanos llaman “white trash”, es decir, blancos, sí, pero pobres, y por tanto de una clase social “inferior”.

Además le da su punto “disruptor” a la pandilla de amigos, pues sirve para introducir el factor romántico, aunque esto es más bien una historia de amistad, no de amor (Ben, el segundo, empollón gordo y acomplejado está enamorado de Beverly, la chica del grupo, pero a Beverly le gusta Bill, el carismático líder el grupo).


Creo que el gran acierto de la película ha sido no ir a por todas (no intentar hacer una adaptación completa de la novela), ser fiel al fondo de la novela aunque no del todo a la forma, es decir renunciar a contar todos los episodios de la historia que ocurren en el libro, pero no traicionar el espíritu del mismo.

Por supuesto los más significativos están: la escena del lavabo, o lo que en el libro se denomina “la apocalíptica pelea a pedradas”. Pero otros muchos no (el que más hecho en falta es el de los Barrens y lo que Ben llama “agujeros Morlock”).

En realidad es lógico: It es una de las novelas más largas de Stephen King (y eso que King no suele escribir precisamente novelas cortitas), tiene más de 1200 páginas, y la historia se cuenta paralelamente en 2 momentos diferentes: el pasado, cunado los protagonistas son niños es una mitad. El presente cunado los protagonistas son adultos, es la otra.

Y a eso hay que añadir lo que en el libro se llaman los “Interludios”, es decir capítulos que cuentan lo que ha sucedido en otros momentos de la historia de la ciudad de Derry, en pasados “ciclos” de horror de 28 años.

La película renuncia a contar los interludios y se queda sólo con la parte de la historia en la que los protagonistas son niños. Pero aún así te quedan más de 500 páginas de libro para adaptar. Demasiadas, a no ser que quieras hacer una serie de TV (de hecho siempre he pensado que It merecería una serie de TV (con factura del tipo HBO) para tener una buena adaptación que le haga justicia). Así que tienes que renunciar a lago. Y en general creo que los guionistas han acertado a la hora de decidir con que se quedan y que cosas abandonan, para no hacer la película demasiado larga (y eso que lo es, supera con creces las dos horas) ni tediosa (a mí por lo menos no me aburrió en ningún momento, durando lo que dura).

En realidad al final lo que vas a tener va a ser una miniserie (otra vez) porque la segunda parte ya está anunciada, y contará la parte de la historia en la que los personajes son adultos (y que en el libro se iba alternado con la historia de los niños). Sospecho que esta será peor, más que nada porque ya no tendrás los elementos de camaradería, aventuras e inocencia de un grupo de chavales de 11 años,… pero ya veremos.

Por cierto, una curiosidad: en el libro la historia se desarrolla en dos momentos. El “pasado”, cuando los personajes son niños, es decir finales de los años 50, y el “presente”, cuando los personajes son adultos. Pero claro, el presente de cuando se escribió la novela, es decir mediados de los años 80.

La película toma la decisión de desplazar toda la historia 30 años en el tiempo, de forma que la segunda parte (la historia de los adultos) se desarrollará en nuestro presente, y por tanto la historia de los niños, el “pasado”, tiene lugar a mediados de los 80.  Esto no hace que la historia se resienta en absoluto, y además aprovecha el tirón de historias con “look ochentero” y con una pandilla de niños que también supo explotar Stranger Things el año pasado. Pero recordad una cosa: si It (la película) os recuerda demasiado a Stranger Things, no es porque la copie, es que Stranger Things le debe mucho (muchísimo) a It (la novela).

La adaptación no es perfecta, eso seguro, pero desde luego es más que digna y por lo menos no insulta a la novela, como otras tantas adaptaciones de King.

De hecho creo que donde más flojea es justamente en la parte del terror. Ya dije antes que esto no solo era una historia de terror, de monstruos y de casas encantadas, sino que además era una historia de amistad entre un grupito de amigos. Bueno, pues donde más reproches hay que hacerle a la película es precisamente en re-crear ese clima de terror infantil que tan logrado está en el libro. Y eso que presupuesto (para hacer a Pennywise y sus manifestaciones lo bastante aterradoras) lo tiene… pero no está tan conseguida esa parte de la historia como las otras.

En cualquier caso les ha quedado una historia entretenida, más que aceptable, que te gustará si te gustan cosas como Stranger Things, los Goonies o Cuentaconmigo, aunque desde luego no supera al original, a la novela de la que parte. Quizás es que para hacer una buena adaptación de King al cine haya que partir de una novela “menor” y no ir precisamente a por It, que es caza mayor.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Ya que has llegado hasta aquí, no te cortes y deja tu opinión: será bienvenida.